Actualizado 20/07/2017 22:40 CET

La oposición siria advierte de que el fin del programa de armas de la CIA podría llevar a su colapso

Combatiente del ELS
REUTERS / ALAA FAQIR

BEIRUT/AMÁN, 20 Jul. (Reuters/EP) -

Los rebeldes sirios han advertido este jueves de que el fin del programa de la CIA para enviarles armas y entrenarles podría llevar al colapso de la llamada oposición moderada, favoreciendo con ello no solo al régimen de Bashar al Assad, sino también a los grupos terroristas presentes en la nación árabe.

Los insurgentes, consultados por la agencia de noticias Reuters, han aclarado que todavía no han recibido confirmación por parte de Estados Unidos de la información publicada por el 'Washington Post', según la cual el presidente, Donald Trump, ha ordenado acabar con este programa de la CIA, puesto en marcha por Barack Obama.

Sin embargo, un comandante del Ejército Libre Sirio (ELS), uno de los principales grupos armados que desafían a Al Assad y que cuenta con el respaldo directo de Estados Unidos, ha advertido de que podría perjudicar gravemente la lucha de la oposición moderada.

"Ciertamente, esta decisión tendrá consecuencias en la escena siria, particularmente en el norte y en el sur", ha dicho el comandante del ELS. "La falta de apoyo por parte de la comunidad internacional será un factor en la escalada de la fortaleza de Al Assad y de los grupos extremistas", ha augurado.

En cambio, otras fuentes rebeldes han matizado que la maquinaria bélica de la oposición dependerá de que otros aliados de Estados Unidos en la región, como Jordania, Turquía, Qatar y Arabia Saudí, mantengan su apoyo o decidan seguir los pasos de Washington.

Trump ya advirtió a su llegada a la Casa Blanca, el pasado 20 de enero, de que habría un cambio radical en la estrategia ideada por su antecesor para Siria. El magnate neoyorquino pretende centrarse en la lucha contra el Estado Islámico y abandonar el posicionamiento por bandos en la guerra civil.

El programa de la CIA para armar y entrenar a los rebeldes sirios, que se puso en marcha en 2013, ha sido muy criticado porque algunos de los combatientes que participaron en él han acabado desertando a grupos terroristas, consiguiendo así el efecto contrario al deseado.

"Los estadounidenses nos habían informado de que habían alcanzado importantes acuerdos con los rusos y de que tenían una nueva estrategia para Siria ¿Eso nos beneficia? Por supuesto que no", ha dicho otro comandante rebelde. "Habrá que esperar", ha apostillado.

Para leer más