La oposición siria recrimina al Gobierno ruso su apoyo al régimen de Al Assad

Lavrov, ministro de exteriores ruso, se reune con la oposición siria en Moscú
SERGEI KARPUKHIN / REUTERS
Actualizado 11/07/2012 20:16:29 CET

MOSCÚ, 11 Jul. (Reuters/EP) -

Las conversaciones entre representantes de la oposición siria y del Gobierno ruso no han servido para acercar posturas entre las partes y han concluido con abiertas discrepancias, hasta el punto que uno de los líderes que ha acudido a Moscú ha acusado a las autoridades de Rusia de contribuir indirectamente a la masacre registrada en Siria.

Burhan Ghalioun, antiguo líder del Consejo Nacional Sirio (CNS), ha asegurado que "el pueblo sirio no entiende la posición de Rusia". "¿Cómo puede seguir suministrando armas? ¿Cómo puede seguir vetando resoluciones?", ha preguntado Ghalioun, que ha pedido pasos para poner fin a "los asesinatos masivos".

Moscú se ha quedado como uno de los pocos aliados de Damasco en la escena internacional, pero su condición de miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU le ha permitido bloquear varias resoluciones críticas con las actuaciones del régimen sirio.

La oposición a Al Assad, fragmentada en distintas grupos tanto dentro como fuera del país, ha condicionado el inicio de conversaciones con el Gobierno a la salida del poder del presidente. Las autoridades rusas, sin embargo, consideran dicha petición inaceptable y advierten de que no forma parte del plan de paz del enviado de la ONU y la Liga Árabe, Kofi Annan.

"Hemos dejado muy claro que cualquier periodo de transición debe comenzar con la salida de Al Assad ya que, de lo contrario, no vamos a resolver el problema", ha apuntado Abdelbasset Sida, actual líder del CNS, en declaraciones a la prensa en Moscú.

Un miembro de la delegación del CNS ha explicado que el Gobierno de Rusia no ha cambiado su posición, aunque ha acusado a sus diplomáticos de "contradecirse" en los últimos días con sus declaraciones y actitudes.

El ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, ha instado al Consejo Nacional Sirio a sumarse al plan de Annan y a los puntos acordados el pasado 30 de junio durante la reunión del Grupo de Acción en Ginebra. Los países allí reunidos plantearon una transición política que dejaba abierto el futuro de Al Assad.

Según un comunicado del Ministerio, Lavrov ha reclamado a sus interlocutores que adopten una posición "clara e inequívoca" para constatar que el CNS "cumplirá sus obligaciones" en la búsqueda de la paz.