Actualizado 25/04/2019 15:46:01 +00:00 CET

La oposición sudanesa teme un contragolpe si no hay acuerdo sobre la transición

Sudán.- La oposición sudanesa teme un contragolpe si no hay acuerdo sobre la transición
REUTERS / MOHAMED NURELDIN ABDALLAH - Archivo

JARTUM, 25 Abr. (Reuters/EP) -

El líder opositor sudanés Sadiq al Mahdi ha advertido del riesgo de que los defensores del expresidente Omar Hasán al Bashir perpetren un contragolpe si no hay un acuerdo con la junta militar para facilitar la transición, si bien ha considerado que las "intenciones" de los actuales líderes son "buenas".

El Consejo Militar de Transición, que asumió el poder tras la salida de Al Bashir, y la oposición de Sudán acordaron el miércoles formar un comité para resolver sus diferencias en torno al proceso de transición, tras un encuentro celebrado en la capital, Jartum.

"Que intenten un contragolpe es lo más probable. Todo el tiempo están conspirando", ha dicho Al Mahdi. "Todo el grupo (en referencia a la junta) está versado en la conspiración. La mentalidad conspiradora está integrada en ellos", ha sostenido.

Al Mahdi, el último primer ministro elegido en las urnas y apartado por Al Bashir en 1989, ha expresado su confianza en que la junta ceda el poder a una administración civil si se llega a un acuerdo. "No están interesados en un Gobierno militar", ha señalado en declaraciones a la agencia Reuters.

El dirigente opositor, líder del partido Umma, no descarta aspirar en un futuro a la Presidencia de Sudán, aunque ha matizado que no dará ningún paso a este respecto durante la fase de transición aún por concretar.

De hecho, las protestas han continuado en Sudán a pesar de la caída de Al Bashir para exigir a la junta militar que tomó el poder tras el golpe de Estado que entregue el bastón de mando a un Gobierno civil.

La junta ha hecho algunas concesiones, y de hecho está sopesando la dimisión presentada por tres de sus miembros tras las exigencias formuladas el miércoles por la oposición, si bien aún no ha entregado el poder a una administración civil.

En este sentido, el Consejo Militar de Transición ha indicado en varias ocasiones que, si bien aceptan este gobierno civil de transición, la autoridad final seguirá en sus manos hasta que se celebren elecciones en el plazo de dos años.

"El Consejo Militar de Transición tiene sólo la autoridad soberana, mientras que el jefe de gabinete, el gobierno civil y toda la autoridad ejecutiva serán totalmente civiles", ha dicho el portavoz de la junta, Shams el Din Kabashi.

Al Mahdi ha asegurado que "no participará" en ningún gobierno en Sudán "al menos hasta que se celebren elecciones", descartando de esta manera ser parte de este gobierno de transición. Su partido participa en las negociaciones con la junta.

En otro orden de cosas, ha asegurado que se reunió con el antiguo jefe de los servicios de Inteligencia Salá Abdalá Mohamed Salé, comúnmente conocido como 'Salá Gosh', y el presidente del gubernamental Partido Nacional del Congreso (NCP), Ahmed Harun, el día antes de la caída de Al Bashir.

El opositor ha destacado que ambos amenazaron con usar la fuerza para dispersar a los manifestantes que protagonizan una sentada frente al Ministerio de Defensa, ante lo que él dijo que se trasladaría allí para intentar proteger a los civiles.

"En ese momento Harun dijo: 'No les encontrarás, porque serán aplastados'", ha manifestado. Esta versión no ha podido ser confirmada, dado que 'Salá Gosh' no ha respondido a las peticiones de una respuesta y Harun se encuentra encarcelado desde el golpe contra Al Bashir.

EL GOLPE DE 1989

Por otra parte, el líder opositor ha indicado que el golpe contra él en 1989 le pilló totalmente por sorpresa mientras se encontraba rezando en su casa. "Rodearon mi casa", ha relatado.

Así, ha dicho que fue trasladado a lo que ha descrito como una casa fantasma, donde tres hombres quedaron a cargo de su seguridad. "Me dijeron que me podía salvar si grababa un mensaje diciendo que la democracia ha fracasado", ha dicho.

Al Mahdi ha asegurado que, tras negarse a ello, fue llevado de vuelta a "una celda de ejecución". Durante los siguientes dos años permaneció encarcelado y bajo arresto domiciliario.

En estos momentos Al Bashir se encuentra encarcelado en la prisión de Kobar, en la que estuvo Al Mahdi hace 30 años y por donde pasaron miles de presos políticos. "Kobar es la colección de quién es quién en la política sudanesa", ha remachado el líder opositor.

Para leer más