La oposición en Taiwán pide garantías de que la reunión entre Ma y Xi no afectará al estatus de la nación

Publicado 04/11/2015 3:39:45CET

TAIPÉI, 4 Nov. (Reuters/EP) -

El principal partido político opositor de Taiwán, el Partido Demócrata Progresista (PDP), ha reclamado al presidente de la nación, Ma Ying Jeou, garantías de que la reunión con su homólogo chino, Xi Jinping, no afectará al estatus de Taiwán respecto a China.

Joseph Wu, secretario general del PDP, ha denunciado que el hecho de que la reunión no haya sido previamente notificada a los líderes parlamentarios de Taiwán significa que "no cumple con el principio de control democrático o de transparencia".

"Este tipo de situaciones necesitan ser explicadas plenamente para calmar la ansiedad de la gente en Taiwán, respecto a los posibles obstáculos al estado actual de Taiwán, así como de cara a sus intereses a largo plazo", ha agregado el líder opositor, en declaraciones a la agencia Reuters.

De la misma forma, Cheng Yun Peng, portavoz de la organización política, ha pedido al Gobierno que no utilice este encuentro como una estrategia electoral.

Por su parte, Zhang Zhijun, jefe del Consejo de Estado sobre Asuntos de Taiwán, ha dicho que este encuentro supone un "hito" en las relaciones y añade que ayudará a salvaguardar la paz regional. "Creo que la reunión va a contar con un amplio apoyo tanto interno como de la comunidad internacional", ha apostillado.

HISTÓRICO ENCUENTRO

Los presidentes de Taiwán y China, Ma Ying Jeou y Xi Jinping, se reunirán este sábado en Singapur, en el primer encuentro oficial entre los líderes de ambos territorios desde el final de la guerra, hace más de 60 años.

La agencia de noticias oficial de Taiwán, CNA, ha anunciado este martes que Ma "ha sido invitado a visitar Singapur este sábado donde se reunirá con el presidente chino, que visitará esta nación asiática entre el 6 y el 7 de noviembre", citando a fuentes gubernamentales.

"Los dirigentes intercambiarán puntos de vista sobre la consolidación de la paz y el mantenimiento del 'status quo', pero no se firmará ningún acuerdo ni habrá una declaración conjunta", han aclarado desde el Ejecutivo taiwanés.

Sin embargo, se espera que Ma convoque a los medios de comunicación tras su reunión con Xi para dar detalles de la misma. "Dará una rueda de prensa antes de regresar a Taiwán ese mismo día", han apuntado las fuentes desde Taipei.

La reunión entre Ma y Xi tiene un carácter "histórico" porque será la primera entre los máximos dirigentes de Taiwán y China desde 1950, cuando se estableció un alto el fuego entre los nacionalistas del Kuomintang refugiados en la isla y los comunistas del PCCh en el continente.

Para leer más