27 de febrero de 2020
 
Actualizado 27/11/2018 20:44:44 CET

Los opositores Tshisekedi y Kamerhe llegan a RDC tras su acuerdo de cara a las presidenciales de diciembre

Los líderes opositores de RDC Vital Kamerhe (I) y Félix Tshisekedi (D)
REUTERS / KENNY-KATOMBE BUTUNKA

MADRID, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los líderes opositores Félix Tshisekedi y Vital Kamerhe han llegado este martes a la capital de República Democrática del Congo (RDC), Kinshasa, menos de una semana después de anunciar su acuerdo para una candidatura unitaria encabezada por el propio Tshisekedi.

Según las informaciones recogidas por el portal local de noticias Actualité, miles de personas han acudido a recibir a los opositores y han salido a las calles para expresarles su apoyo durante su recorrido en vehículo por la capital.

La Policía ha empleado gases lacrimógenos para intentar abrir paso al coche a la altura del Quartier 3, a unos tres kilómetros del aeropuerto, sin que por el momento haya informaciones sobre heridos.

En unas breves declaraciones a la prensa, ambos opositores se han mostrado "optimistas" de cara a las presidenciales del 23 de diciembre y han subrayado que son la opción "ganadora", tal y como ha informado la emisora Radio France Internationale.

Kamerhe anunció el viernes su respaldo a la candidatura de Tshisekedi, líder de la Unión para la Democracia y el Progreso Social (UDPS), tras una reunión entre ambos opositores en la capital de Kenia, Nairobi.

Tanto Kamerhe como Tshisekedi firmaron un compromiso para apoyar a Martin Fayulu como candidato de unidad, si bien tras el anuncio se registraron protestas tanto en el seno de sus partidos como entre sus seguidores y dieron marcha atrás.

En este sentido, Kamerhe, líder de la Unión por la Nación Congoleña (UNC), describió como "un error" el apoyo a Fayulu y argumentó que "nunca es demasiado tarde para hacerlo bien".

"Moise Katumbi --otro destacado líder opositor-- siempre dijo que su candidato era Tshisekedi. Presentamos hoy el candidato que deseaba", manifestó, antes de resaltar que, si la oposición hubiera acordado la candidatura entre ambos "todo el mundo hubiera dicho que es el fin de Kabila" y que "su candidato no tiene posibilidades de ganar", en referencia a Emmanuel Ramazani Shadary, candidato oficialista.

El nombre de Fayulu fue el acordado como candidato de unidad tras meses de conversaciones entre los principales opositores, Jean-Pierre Bemba, Katumbi, Adolphe Muzito, Freddy Matungulu, Kamerhe y Tshisekedi.

Sin embargo, inmediatamente después del anuncio el principal partido opositor, la UDPS reclamó la retirada de la firma y tildó de "chiste" el pacto entre los líderes opositores.

"No hemos construido este partido para desentendernos y darle opciones a alguien que ni siquiera tiene partido, alguien que según las últimas encuestas tiene un 4 o 5 por ciento (de apoyo electoral). Es un complot contra la República", dijo el secretario general de la UDPS, Jean Marc Kabund, dejando en nada los esfuerzos de unir manos para intentar llevar a un opositor al poder.

El acuerdo entre Kamerhe y Tshisekedi --hijo del histórico líder opositor Étienne Tshisekedi, fallecido en Bélgica en febrero de 2017-- ha llegado un día después del inicio de la campaña electoral de cara a los comicios, que podrían suponer el primer traspaso de poderes a través de unas elecciones en la historia del país.

LAS ELECCIONES

Alrededor de 40 millones de personas están llamadas a las urnas, en un proceso en el que se utilizarán por primera vez unas controvertidas maquinas de votación que han desatado las críticas de la oposición debido a que consideran que son poco fiables y que podrían permitir la manipulación de resultados.

Un total de 21 candidatos se han postulado en los comicios, en medio de la división en las filas opositoras, lo que podría atomizar nuevamente los votos e impedir un asalto al poder.

Por contra, Kabila, que abandonará el cargo dos años después del fin de su mandato, ha designado como candidato y sucesor a su 'delfín', Shadary, quien ofrece una línea continuista.

"Estamos seguros de que ganaremos, pero el margen depende de la población. Es suficiente mirar a nuestros adversarios para entender que ganaremos seguro", ha afirmado este mismo jueves el portavoz del Ejecutivo, Lambert Mende, según ha informado la agencia británica de noticias Reuters.

Sin embargo, un reciente sondeo revela que el 57 por ciento no ven con buenos ojos al candidato del Partido del Pueblo para la Reconstrucción y la Democracia (PPRD) del presidente saliente.

Tras años de especulaciones sobre sus intenciones, Kabila aceptó a principios de agosto obedecer el límite de dos mandatos impuesto por la Constitución del país centroafricano. Las elecciones fueron aplazadas en varias ocasiones a raíz de un acuerdo en diciembre de 2016 con parte de la oposición.