Actualizado 01/12/2015 21:37:56 +00:00 CET

La OTAN invitará este miércoles a Montenegro a entrar en la Alianza Atlántica pese al rechazo de Rusia

BRUSELAS, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los ministros de Exteriores de la OTAN darán luz verde unánimemente este miércoles a la entrada de Montenegro en la Alianza Atlántica, salvo sorpresas de último minuto, a pesar del rechazo de Rusia, según han confirmado fuentes diplomáticas y aliadas. "Ya no hay oposiciones ni importantes ni firmes", han indicado las fuentes.

Rusia ha remitido una carta a "varios aliados" advirtiéndoles de que la entrada de Montenegro "dañará a las relaciones entre Rusia y la OTAN" y "hará más insegura Europa", según han reconocido a Europa Press fuentes aliadas. "Se han estado quejándose bastante", han reconocido fuentes aliadas consultadas.

A pesar del malestar de Moscú, los ministros de Exteriores de la OTAN aprobarán a primera hora este miércoles invitar "formalmente" a Montenegro por unanimidad a entrar en el organismo de defensa euroatlántico, según han confirmado fuentes aliadas.

Tras este paso, Montenegro, que pactó su independencia de Serbia en 2006 y fue invitado a sumarse al plan de acción de la adhesión a la OTAN en 2009, deberá negociar todavía el protocolo de adhesión a la Alianza Atlántica y los países de la OTAN deberán ratificar su entrada, por lo que no se espera que entre como tal hasta "un año y medios", según han explicado fuentes diplomáticas a Europa Press, que han admitido que la entrada del país para la cumbre de Varsovia en julio es "demasiado optimista".

Albania y Croacia fueron los últimos países en entrar en la OTAN en abril de 2009. Georgia, Bosnia y Herzegovina y la Antigua República Yugoslava de Macedonia también aspiran a entrar.

La OTAN, que se creó en 1949 con 12 miembros fundadores --Bélgica, Canadá, Dinamarca, Francia, Islandia, Italia, Luxemburgo, Países Bajos, Noruega, Portugal Reino Unido y Estados Unidos--, se ha ampliado en seis ocasiones hasta contar con los Veintiocho miembros actuales.

España entró en 1986. Previamente entraron Turquía (1952), la Alemania occidental (1955) y en 1990 entró la Alemania del Este tras la reunificación del país.

La primera ampliación al este de Europa no llegó hasta 1999 cuando entraron República Checa, Hungría y Polonia y en 2004 entraron Bulgaria, Estonia, Letonia, Lituania, Rumanía, Eslovaquia y Eslovenia.

La OTAN ha venido reiterando en los últimos años que "Rusia no tiene poder de veto" y que mantiene su "política de puertas abiertas", que se basa en el artículo 10 del Tratado fundacional de la OTAN, que abre la puerta a la entrada de cualquier país que cumpla los principios del Tratado de Washington y contribuya a la seguridad de la zona euroatlántica.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN ya prometieron a Georgia y Ucrania en la cumbre de Bucarest de 2008 que entrarían en la Alianza Atlántica cuando cumplieran los criterios políticos, económicos y militares, es decir, una democracia que funciona, una economía de mercado, la protección de las minorías, un compromiso de resolver los conflictos de forma pacífica y su capacidad de contribuir a operaciones militares de la OTAN.

RESERVAS CON GEORGIA

Francia y Alemania se mantienen bastante reacios a avanzar en la entrada de Georgia en la OTAN tras el conflicto que libraron Georgia y Rusia en 2008 por el control de los territorios separatistas georgianos de Osetia del Sur y Abjazia, cuya independencia ha reconocido Moscú, mientras que los países del Este han sido los que más han defendido su entrada en la OTAN, algo que Estados Unidos defendió en un principio también, aunque ha diluido posteriormente su apoyo, según varias fuentes aliadas. Ucrania ha decidido no buscar de momento la entrada en la OTAN.

La Antigua República Yugoslava de Macedonia deberá resolver su conflicto con Grecia por la denominación del país antes de poder avanzar en la OTAN y, en el caso de Bosnia y Herzegovina, los aliados ya le ofrecieron el plan de acción para la adhesión pero el país tiene pendiente todavía resolver el conflicto sobre la propiedad militar.

Para leer más