Actualizado 17/08/2022 18:32

La OTAN pide a Serbia y Kosovo evitar tensiones e insiste que su misión está lista para intervenir

Archivo - El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg
Archivo - El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg - Eduardo Parra - Europa Press - Archivo

BRUSELAS, 17 (EUROPA PRESS)

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha urgido este miércoles a Serbia y Kosovo a evitar tensiones y una potencial escalada tras la violencia registrada en el norte de Kosovo a finales de julio por los bloqueos fronterizos y ha recordado que su misión KFOR está lista para intervenir y puede llegar a desplegarse para garantizar la estabilidad en la zona.

En rueda de prensa desde los cuarteles generales de la OTAN, Stoltenberg ha pedido a las partes responsabilidad y que muestren moderación en la zona, tras indicar que, si la estabilidad se pone en riesgo, la OTAN está lista para "tomar cualquier medida para asegurar el entorno y garantizar el movimiento de todas las comunidades en Kosovo".

"Si bien la situación sobre el terreno ha mejorado, es responsabilidad de todas las partes, en particular de los funcionarios de Belgrado y Pristina, evitar que vuelva a escalar. Hago un llamamiento a todas las partes para que muestren moderación y eviten la violencia", ha señalado el jefe político de la OTAN, tras entrevistarse por separado con el presidente serbio, Aleksander Vucic, y el primer ministro kosovar, Albin Kurti.

El ex primer ministro noruego ha recalcado que la OTAN es un "actor neutral" en la zona y el propósito de KFOR es garantizar la seguridad de todas las comunidades, "también de las serbias". "No vamos a hacer nada que nos implique en el conflicto", ha aseverado.

Eso sí, ha avisado de que la Alianza Atlántica está preparada para intervenir si se llegara a esa situación. "Si fuera necesario moveremos fuerza, incrementaremos nuestra presencia. Ya hemos incrementado la presencia en el norte y actuaremos si se necesita, siempre de forma proporcionada", ha indicado, recalcando que el objetivo es reducir tensiones y garantizar la seguridad de todas las comunidades.

En todo caso Stoltenberg ha expuesto la presencia "significativa" de la OTAN en Kosovo, donde cuenta con una fuerza de casi 4.000 efectivos. "La presencia en sí misma ya sirve para estabilizar y evitar una escalada o cualquier tipo de conflicto", ha remachado.

Hace unas semanas se registraron tensiones por los bloqueos de pasos fronterizos de la comunidad serbia en protesta por la aplicación de una ley --ya pospuesta por un mes-- por la cual las personas provenientes de Serbia que entrasen en Kosovo debían entregar sus documentos de identidad, que serían reemplazados por otros emitidos en Pristina.

DIALOGO FACILITADO POR LA UE

El encuentro de Vucic y Kurti con Stoltenberg llega la víspera del diálogo en Bruselas auspiciado por el Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, que buscará encauzar la situación por las tensiones en la frontera y que Belgrado y Pristina se comprometan con las conversaciones.

En rueda de prensa, Kurti ha denunciado que en los bloqueos fronterizos participaron bandas organizadas y es por ello que si hay dos bandos en este conflicto, "en un lado hay fuerzas policiales de un estado democrático de Kosovo y en el otro estructuras ilegales de Serbia que son bandas criminales que levantan barricadas".

"No debemos perder el centro moral. Esto significa que debe haber cero tolerancia contra el crimen organizado", ha señalado, defendiendo las redadas policiales en el norte de Kosovo contra organizaciones, que de lado serbio ven como hostigamiento contra las comunidades serbias en Kosovo.

Sobre las conversaciones de este jueves, el máximo responsable político de la OTAN ha defendido que el diálogo es la forma de resolver las diferencias en la región y que es la plataforma para encontrar soluciones que respeten a todas las comunidades en Serbia y Kosovo.

En este sentido, ha pedido a ambos dirigentes que acudan con aire "constructivo", "muestren flexibilidad" y "participen de buena fe", a lo que Vucic ha respondido que las negociaciones son "difíciles" porque serbios y kosovares no están de acuerdo "en prácticamente nada".

En todo caso, el mandatario serbio ha marcado la vía del diálogo y llegar a compromisos como el camino a seguir, tras rechazar las acusaciones de Pristina de estar bajo influencia rusa y representar una amenaza para la región en el contexto de la guerra de Ucrania.

"Lo que necesitamos es diálogo, negociación, compromisos y no chantajes contra Serbia, sobre cómo tiene que actuar o qué tiene que reconocer", ha señalado Vucic, quien ha lamentado que se use la situación en Ucrania para atacar a Belgrado.

La cuestión ha salido de nuevo en la rueda de prensa posterior de Kurti, en la que el dirigente kosovar ha alienado los intereses y principios de Pristina con los de la OTAN ante la la invasión de Ucrania y ha pedido estar "vigilante" frente al "enfoque destructivo del vecino del norte" en el marco de la "agenda rusa para Europa y los Balcanes".

Serbia, aliado histórico de Moscú, es el único país de los Balcanes que no se ha sumado a las sanciones europeas por la invasión de Ucrania, si bien el país ha denunciado el ataque militar ruso en las votaciones en Naciones Unidas.

Más información