Pakistán confirma que los talibán están dispuestos a una "reducción de la violencia" en Afganistán

Actualizado 16/01/2020 18:53:19 CET
Milicianos talibán se entregan en Herat
Milicianos talibán se entregan en Herat - GETTY IMAGES / MAJID SAEEDI - Archivo

Las conversaciones entre EEUU y los talibán podrían retomarse en unos días

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

El ministro de Exteriores de Pakistán, Shah Mahmud Qureshi, ha confirmado este jueves que los talibán están dispuestos a una "reducción de la violencia" en Afganistán, después de que varios medios afganos hubieran adelantado esta posibilidad.

"Hoy se ha producido un buen progreso. Los talibán han accedido a la demanda de reducción de violencia. Y creo que es un paso hacia el acuerdo de paz", ha señalado Qureshi en una declaración en vídeo publicada en su Facebook, según informa DPA.

Sin embargo, el secretario de Estado para Asuntos de Paz de Afganistán, Salam Rahimi, ha tildado de "inaceptable" la postura de los talibán y ha vuelto a reclamar un alto el fuego como paso previo a unas conversaciones de paz.

"Sobre el asunto de la reducción de la violencia, debo decir que nadie apoya esto", ha señalado, antes de agregar que las conversaciones entre los talibán y Estados Unidos no han derivado en resultados tangibles, según ha informado la cadena de televisión afgana Tolo TV.

Asimismo, ha agregado que el Ejecutivo está "totalmente preparado" para iniciar contactos con los insurgentes. "Estamos totalmente preparados. El trabajo preparatorio ha sido llevado a cabo y nuestra delegación está preparada", ha dicho.

Durante la jornada del miércoles, Tolo TV había informado de que el líder de los talibán, el mulá Hebatulá Ajundzada, habría aceptado una "reducción de la violencia" en Afganistán durante un periodo de siete días a condición de que Estados Unidos firme previamente un acuerdo de paz, citando fuentes conocedoras del proceso de negociación.

Ajundzada habría aceptado que esta "reducción de la violencia", que no un alto el fuego, se aplique una vez Washington firme un pacto que incluya la retirada de sus fuerzas del país. Así, las fuentes resaltaron que esta "reducción de la violencia" incluiría el fin de los ataques por parte de los insurgentes contra ciudades del país, la suspensión de los atentados suicidas y el bloqueo de las principales carreteras.

Fuentes cercanas a los talibán citadas por el diario local 'The Afghanistan Times' han confirmado igualmente que el mulá Ajundzada habría expresado su aprobación a este plan.

Por su parte, el enviado especial de Rusia para Afganistán, Zamir Kabulov, ha indicado que los insurgentes "han acordado en principio un alto el fuego preliminar incluso con el Gobierno".

"Tras su firma se creará un ambiente para unas conversaciones intraafganas que incluyan a los talibán, porque creemos que los talibán son también parte de la sociedad afgana. Empezarán a hablar y trabajarán sobre nuevas modalidades para Afganistán y habrá una solución afgana", ha argüido, según Tolo TV.

INMINENTE REANUDACIÓN DE LAS CONVERSACIONES

La confirmación de este jueves del ministro paquistaní se produce en vísperas de que el negociador jefe de Estados Unidos, Zalmay Khalilzad, y los negociadores afganos reanuden las conversaciones, cuatro meses después de que el presidente, Donald Trump, las suspendiera cuando se disponían presuntamente a firmar el acuerdo.

Las conversaciones se retomaron brevemente después de que Khalilzad se reuniera con el jefe de la oficina política de los talibán, pero fueron de nuevo suspendidas tras un mortífero ataque contra la base aérea de Bagram el pasado diciembre.

"Los estadounidenses querían que los talibán renunciaran a la violencia antes de seguir adelante", ha explicado a DPA un oficial de Inteligencia paquistaní, que ha precisado que lo más probable es que las conversaciones de Doha se reanuden en unos días.

Según esta fuente, los talibán querían que tanto Afganistán como Pakistán liberaran a sus prisioneros antes de anunciar un alto el fuego permanente. El oficial no ha indicado cuántos prisioneros talibán serían liberados por los dos países, pero ha situado la cifra en unos miles.

Los talibán llevan meses dialogando con diplomáticos estadounidenses para acordar la retirada de más de 20.000 efectivos de las fuerzas internacionales de Afganistán a cambio de garantías de que el país no será usado como base para ataques terroristas.

Por contra, hasta ahora se han negado a negociar directamente con el Gobierno del presidente, Ashraf Ghani, al que consideran un "títere" de Occidente. Kabul ha exigido un proceso de conversaciones directas de cara a la firma de un eventual acuerdo de paz.

Contador

Para leer más