Pakistán ratifica la liberación del cofundador de los talibán para favorecer las expectativas de paz

Un talibán posa armado con civiles en Nangarhar en la tregua
REUTERS / PARWIZ PARWIZ - Archivo
Publicado 28/10/2018 21:21:01CET

MADRID, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

El cofundador y antiguo número dos del movimiento talibán afgano, el mulá Abdul Ghani Baradar, ha sido liberado tras ocho años en prisión para favorecer las expectativas de la nueva iniciativa de paz para Afganistán, que contempla el diálogo entre Estados Unidos y el ahora movimiento insurgente.

La liberación de Baradar fue anunciada por el grupo el pasado jueves y ha sido confirmada por la Embajada de Pakistán en Kabul y recogida por la cadena Geo TV, que también confirmó la puesta en libertad de otro mulá, Abdul Samad Sani.

"De hecho, Pakistán quiere que juegue un papel en las conversaciones de paz. Se encuentra en buena forma y se espera que juegue este papel en el proceso de paz", indicaron el pasado jueves las fuentes talibán, sin dar más detalles al respecto.

Varias fuentes han apuntado que los liberados no tendrán responsabilidades durante un tiempo. "El mulá Baradar está algo débil y enfermo y necesita tratamiento adecuado y un largo descanso", han resaltado.

LA DETENCIÓN DEL MULÁ BARADAR

El mulá Baradar fue detenido en febrero de 2010 durante una operación de los servicios de Inteligencia paquistaníes y la CIA. Fue 'número dos' del mulá Mohamed Omar, fundador y líder de los talibán hasta su muerte, confirmada en octubre de 2016.

Los líderes talibán reconocieron el 13 de octubre que las conversaciones de paz con Estados Unidos para Afganistán son una tarea hercúlea dadas las "duras condiciones" con las que ambas partes se reunieron un día antes en Qatar.

"Ninguna de las partes acordó aceptar las demandas de la otra parte de inmediato, pero acordaron reunirse nuevamente y encontrar una solución al conflicto", según fuentes insurgentes próximas al evento.

La delegación talibán estuvo encabezada por el 'director' de la representación diplomática insurgente en Qatar, Mohammad Abbas Stanakzai, mientras que Estados Unidos fue representado por Jalilzad.

Los talibán no solo no han cedido un milímetro en su demanda fundamental para cesar su ofensiva, la retirada total de las fuerzas extranjeras del país, si bien el portavoz habitual de los talibán, Zabihulá Muyahid, confirmó que todos este tema se encuentra en la mesa de discusiones. "Se ha hablado del final de la ocupación, de una solución pacífica, y se ha acordado una próxima reunión en un futuro", dijo.