Paraguay.- Paraguay recuerda a las 420 víctimas del incendio de un supermercado en el tercer aniversario de la tragedia

Actualizado 01/08/2007 23:05:34 CET

ASUNCIÓN, 1 Ago. (EUROPA PRESS) -

Con multitudinarios actos, los paraguayos celebraron hoy el tercer aniversario del incendio del supermercado de Ycuá Bolaños de Asunción en el que perecieron 420 personas sin que aún la Justicia haya resuelto el caso en los tribunales.

En la explanada donde entonces se ubicaba el establecimiento, miles de personas entre las que se encontraban familiares de las víctimas se concentraron para reclamar justicia y recordar a los muertos.

A las 11:20 horas (15:20 hora peninsular española), coincidiendo con la hora en la que desató el incendio, supervivientes, huérfanos, viudas y familiares de los fallecidos entonaron gritos de "¡no al olvido, sí a la justicia!" y después soltaron globos, mientras las sirenas de coches de policías y de bomberos sonaban para recordar a las 420 personas que perdieron su vida el 1 de agosto de 2004 en la esquina entre las avenidas de Artigas y de Santísima Trinidad, según informa la prensa local.

Ante más de 1.000 personas congregadas a la citada hora, un representante de la asociación Familiares de Víctimas (del supermercado) Ycuá Bolaños leyó un manifiesto.

"La vida de más de 400 personas no se puede calcular, negociar ni comprar. Nunca serán mercaderías", dijo Fabián Caballero, quien perdió a su madre en el siniestro.

Los actos finalizaron con una misa al aire libre en el barrio de Santísima Trinidad en las afueras de Asunción, la capital paraguaya.

El ex obispo y actual candidato presidencial por 'Concertación Nacional', Fernando Lugo, acudió al acto, --donde fue recibido con aplausos--, para encontrarse con los sobrevivientes y familiares de fallecidos.

"La justicia es pronta y barata para los ricos y poderosos, pero lenta, costosa y frustrante para los pobres y desprotegidos", declaró Lugo a los medios de comunicación sobre el aplazamiento del juicio contra los propietarios del establecimiento, Juan Pío Paiva y su hijo Daniel, que en principio estaba previsto para el pasado mes de diciembre.

El juicio, oral y público, fue suspendido porque uno de los magistrados anunció la nueva calificación de delito, de homicidio culposo, en lugar de la calificación esperada de homicidio doloso.