Actualizado 26/09/2014 21:16 CET

El Parlamento británico da luz verde a los bombardeos contra el Estado Islámico en Irak

Dos cazas Tornado del Reino Unido
Foto: REUTERS

LONDRES, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

  El Parlamento de Reino Unido ha aprobado este viernes, con 524 votos a favor y 43 en contra, la petición del Gobierno de David Cameron para bombardear a los milicianos suníes del Estado Islámico en Irak, según ha informado la cadena BBC.

   Cameron anunció el miércoles que solicitaría a la Cámara de los Comunes su autorización para participar en la ofensiva aérea sobre Irak que Estados comenzó el 8 de agosto, y a la que ya se han sumado varios países árabes, explicando que el Gobierno de Irak había pedido la ayuda de Reino Unido.

   En su alocución para persuadir a los legisladores, Cameron se ha mostrado consciente de que la intervención en la guerra de Irak de 2003 podría "pesar" en la votación, pero ha apuntado: "No podemos usar los errores del pasado como una excusa para la indiferencia o la inacción".

   Cameron ha definido a los milicianos suníes del Estado Islámico como "un grupo de psicópatas terroristas que intentan matarnos". "Ya han matado a un rehén británico y amenazan la vida de otros dos", ha recordado, en alusión a los vídeos difundidos por los yihadistas.

   "Esta no es una amenaza desde un lugar lejano del mundo. Podríamos enfrentarnos a un califato terrorista a las orillas del mar Mediterráneo, rodeando a un miembro de la OTAN con una determinación declarada de atacar a nuestro país y nuestra gente", ha subrayado.

   Además, ha advertido de que "no es una organización terrorista como las que hemos enfrentado hasta ahora". "La brutalidad es impactante: decapitaciones, crucifixiones, asesinatos de niños, el uso de la violación como arma de guerra. Todas estas cosas pertenecen a épocas pasadas", ha dicho.

   El líder laborista, Ed Miliband, ha apoyado la petición del Gobierno, admitiendo que, auque se trata de una decisión incómoda, Reino Unido no puede permanecer quieto ante la amenaza del Estado Islámico.

   "El Estado Islámico no es solamente una organización asesina, tiene la ambición de crear su propio Estado: un califato islámico en Oriente Próximo, regido acorde con sus terroríficos valores y normas", ha explicado, según recoge Sky News.

   Tras el 'sí' de los diputados británicos, los bombardeos de la Fuerza Aérea Real podrían comenzar en cuestión de horas. Reino Unido tiene seis Tornado GR4 en Chipre preparados para atacar el norte de Irak, algo que el ministro Kenneth Clarke ha considerado una aportación militar "casi simbólica".

EEUU, SATISFECHO CON LA DECISIÓN

  Estados Unidos ha expresado su "satisfacción" por la decisión del Parlamento británico de autorizar a Reino Unido a bombardear las posiciones del Estados Islámico en Irak, según ha informado el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest.

   Earnest ha considerado que, con esta decisión, los legisladores británicos han mostrado su "fuerte apoyo" a la coalición internacional liderada por Estados Unidos para combatir al grupo yihadista en Oriente Próximo.

ENTRE 12.000 Y 15.000 EFECTIVOS PARA RECUPERAR EL ESTE DE SIRIA

   Por otra parte, el jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, Martin Dempsey, ha calculado este viernes que se necesitarán entre 12.000 y 15.000 efectivos sobre el terreno para arrebatar al Estado Islámico el control sobre el este de Siria.

   El Congreso de Estados Unidos aprobó la semana pasada la solicitud del Gobierno de Barack Obama para entrenar y armar a la oposición moderada en Siria con el fin de combatir 'in situ' a los milicianos suníes.

   El programa estadounidense se aplicará a un primer contingente de 5.000 hombres que, según ha advertido hoy Dempsey, serán insuficientes. "Entre 12.000 y 15.000 es lo que creemos que serán necesarios para reconquistar el territorio perdido en el este de Siria", ha dicho en una rueda de prensa celebrada en el Pentágono.

   Por otro lado, ha hecho balance de la primera semana de ofensiva aérea sobre Siria, asegurando que las fuerzas internacionales han conseguido afectar a la capacidad logística y de control del Estado Islámico.

   El jefe militar estadounidense ha insistido en que la campaña contra el Estado Islámico, tanto en Irak --donde comenzó el 8 de agosto-- como en Siria, será "persistente y duradera".

Para leer más