Actualizado 26/11/2021 20:57 CET

Pashinián afirma que Armenia "está lista" para delimitar las fronteras con Azerbaiyán

Archivo - Primer ministro de Armenia, Nikol Pashinián
Archivo - Primer ministro de Armenia, Nikol Pashinián - ALEXEI DRUZHININ / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

Aliyev cuenta que Azerbaiyán ya puso en libertad a más de cien prisioneros armenios

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

El primer ministro de Armenia, Nikol Pashinián, ha asegurado este viernes que "están listos para iniciar el proceso de demarcación y delimitación de la frontera" con Azerbaiyán, en la reunión que ha mantenido en la ciudad rusa de Sochi junto a los presidentes ruso, Vladimir Putin, y el azerí, Ilham Aliyev.

"Ya he dicho que Armenia está lista para iniciar el proceso de demarcación y delimitación de la frontera. El desbloqueo de los medios de transporte y vías de comunicación es otro tema importante para nosotros", ha señalado Pashinián.

"Creemos que la resolución del conflicto en Nagorno Karabaj debe llevarse a cabo en el marco de la copresidencia del Grupo de Minsk de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE)", ha expresado.

En ese sentido, Pashinián ha lamentado que el presidente Aliyev no haya cumplido con su parte de los acuerdos que ambos alcanzaron con el auspicio de Rusia en lo que respecta al conflicto en Nagorno Karabaj y le ha acusado de no haber puesto en marcha muchas de las cláusulas de aquel pacto.

"No estoy de acuerdo con el presidente de Azerbaiyán cuando afirma que prácticamente todos los acuerdos, excepto el que tiene que ver con los desbloqueos de las vías de comunicación, ya han sido cumplidos. No es así porque sigue en pie el problema de los prisioneros, los rehenes y otras personas retenidas", ha dicho.

El primer ministro armenio ha denunciado la existencia de una profunda crisis humanitaria en la región y ha subrayado que "la situación no es tan estable como quisiéramos", informa la agencia rusa de noticias Sputnik.

"Después del 9 de noviembre han muerto varias decenas de personas de uno y otro bando, los incidentes continúan en Nagorno Karabaj. Desde el 12 de mayo tenemos una situación de crisis en la frontera y según nuestra información, las tropas de Azerbaiyán han invadido territorio soberano de Armenia", ha denunciado.

PUTIN CONFÍA EN QUE EL ENCUENTRO SEA UN PUNTO DE INFLEXIÓN

Por su parte, el presidente Aliyev ha informado de que más de un centenar de prisiones armenios han sido puestos en libertad y ha calificado el encuentro de este viernes en Sochi como "sustancial y sincero", remarcando el interés de Azerbaiyán por "pasar la página del conflicto" que mantiene con Armenia.

"He dicho en varias ocasiones que Azerbaiyán quiere pasar la página del conflicto con Ereván y proceder a unas relaciones normales", ha dicho Aliyev tras las conversaciones.

En cuanto al anfitrión del encuentro, Putin ha mostrado su confianza en que pueda servir como punto de inflexión para normalizar las relaciones entre ambas partes, destacando en ese sentido "significativos avances" en cuestiones "delicadas" como las relacionas con la crisis humanitaria en Nagorno Karabaj.

"Hemos acordado una serie de cuestiones que considero fundamentales. La primera es la creación de mecanismos, que hemos decidido implementar para finales de este año, en la demarcación y delimitación de las fronteras entre los dos Estados. Ojalá esto suceda lo antes posible", ha confiado el presidente Putin.

Ambos se ha reunido este viernes con Putin como parte de la reunión que el jefe del Kremlin ha organizado para abordar la situación en la frontera entre Armenia y Azerbaiyán. Según la declaración inicial firmada por las tres partes, las dos en conflicto han de permanecer en sus posiciones actuales e intercambiar prisioneros de guerra y entregar a los fallecidos.

Armenia y Azerbaiyán protagonizaron un enfrentamiento hace un año por el control de Nagorno Karabaj, un territorio con población mayoritariamente armenia que es foco de conflicto desde que decidiera separarse en 1988 de la región de Azerbaiyán integrada en la Unión Soviética.

Las hostilidades entre ambos países se prolongaron durante seis semanas y dejaron miles de muertos. Finalmente cesaron cuando los dos países alcanzaron un acuerdo sobre el alto el fuego con la mediación de Rusia, por el que se permitía que las fuerzas de paz rusas se establecieran en Nagorno Karabaj por un periodo de cinco años.