Pelosi da luz verde al 'impeachment' contra Trump porque "los hechos son incontestables"

Actualizado 05/12/2019 21:46:49 CET
Nancy Pelosi
Nancy Pelosi - Stefani Reynolds

La Casa Blanca confía en que la mayoría republicana en el Senado salve a Trump

WASHINGTON, 5 (EUROPA PRESS)

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, ha anunciado este jueves que la cámara baja activará el proceso de destitución parlamentaria ('impeachment') contra el presidente del país, Donald Trump, por sus presiones a Ucrania para investigar al hijo del ex vicepresidente estadounidense Joe Biden.

"Tristemente, pero con confianza y humildad y pleno amor por Estados Unidos, hoy le pido al presidente (de la Comisión Judicial) que proceda con los artículos del 'impeachment'", ha dicho Pelosi en una breve comparecencia ante los medios de comunicación.

La dirigente demócrata ha considerado que "los hechos son incontestables". "El presidente abusó de su poder para su propio beneficio personal a expensas de nuestra seguridad nacional", ha afirmado.

La jefa de la cámara baja ha subrayado que "en Estados Unidos nadie está por encima de la ley" y, por eso, los Padres Fundadores crearon un "remedio contra un líder peligroso o corrupto: el 'impeachment'". "Si permitimos que el presidente esté por encima de la ley, entonces seguramente pondremos en peligro nuestra República", ha advertido.

Pelosi ha tomado esta decisión en base al informe de la comisión que investiga el 'impeachment', publicado el pasado martes, el cual destapa "un prolongado esfuerzo de meses por parte del presidente Trump para usar los poderes de su oficina para solicitar la injerencia extranjera en su nombre en las elecciones de 2020".

La comisión, integrada a su vez por las de Inteligencia, Exteriores y Supervisión y Reforma, concluye que Trump retorció la política exterior de Estados Unidos hacia Ucrania con el propósito de que el país europeo abriera dos investigaciones "políticamente motivadas" para favorecer su reelección el próximo año.

Según los investigadores, Trump pretendía que las autoridades ucranianas investigaran al precandidato demócrata Joe Biden y a su hijo Hunter Biden por supuestas corruptelas en sus negocios en Ucrania y otra sobre "la desacreditada teoría de que fue Ucrania, no Rusia, quien interfirió en las elecciones presidenciales de 2016".

Para conseguir que el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, impulsara estas dos investigaciones, Trump condicionó a ello dos cuestiones clave: la ayuda militar que Washington da a Kiev en el marco de la guerra en Donbás contra los separatistas prorrusos y una "ansiada visita" a la Casa Blanca.

En opinión de la comisión, Trump no solo abusó de su poder usando la política exterior como un instrumento al servicio de sus intereses electorales, sino que puso en peligro la seguridad nacional de Estados Unidos por condicionar a dichas investigaciones la ayuda militar a Ucrania.

El informe acusa igualmente a Trump de obstruir la investigación del 'impeachment' en la Cámara de Representantes. "De hecho, es difícil imaginar un caso más fuerte o más completo de obstrucción que el protagonizado por el presidente desde que comenzó la investigación", sentencia.

¿Y AHORA QUÉ?

Tras el visto bueno de Pelosi y, en base al citado informe, ahora la Comisión Judicial de la Cámara de Representantes tendrá que redactar el pliego de cargos contra el magnate neoyorquino.

La Comisión Judicial ha avanzado que se reunirá el próximo lunes a las 9.00 (hora local) para iniciar los trabajos. Escuchará a varios expertos y estarán presentes abogados de demócratas y republicanos. La Cámara de Representantes invitó a Trump pero la Casa Blanca ha declinado la oferta.

La Constitución estadounidense establece que los únicos cargos por los que puede ser juzgado un presidente en ejercicio son soborno, extorsión y "otros delitos y fechorías". Fuentes consultadas por CNN han indicado que sería acusado de abuso de poder y soborno ('quid pro quo') y obstrucción al Congreso y a la Justicia.

Una vez redactada la acusación contra Trump, se someterá a votación en el pleno de la Cámara de Representantes que decidirá, por mayoría simple, si envía a juicio el presidente, lo que sería el 'impeachment' en sentido estricto.

De aprobarlo, el juicio contra Trump se celebraría en el Senado --con mayoría republicana--. El jefe del Supremo ejercería de presidente del tribunal que conformarían los propios senadores. Para condenar al presidente, se necesita una mayoría de al menos dos tercios.

Si se compara con un proceso judicial ordinario, la Cámara de Representantes ejercería de juez instructor y fiscal, mientras que el Senado asumiría el papel de jurado y el presidente del Tribunal Supremo de juez.

MAYORÍA REPUBLICANA

La Casa Blanca ha expresado este mismo jueves su confianza en que Trump salga victorioso del 'impeachment', dada la mayoría republicana en el Senado. Allí habrá un "juicio justo", ha dicho en Twitter la portavoz gubernamental, Stephanie Grisham.

En la actualidad, la cámara alta cuenta con 53 republicanos, 45 demócratas y dos independientes, si bien estos últimos votan en la mayoría de las ocasiones del lado del Partido Demócrata. Para que Trump sea destituido son necesarios 67 votos, por lo que haría falta que al menos 20 republicanos cambiasen de bando.

Pelosi ha hecho hincapié, precisamente, en que el 'impeachment' "no tiene absolutamente nada que ver con la política". "No tiene que ver con la política, con los partidos, con demócratas o republicanos. Eso es totalmente insignificante", ha defendido en una rueda de prensa posterior.

Para ella, "va sobre la Constitución de Estados Unidos, sobre el juramento de proteger y defender la Constitución de todos sus enemigos, nacionales y extranjeros". "Se trata de que el presidente honre su juramento", ha recalcado.

Los periodistas han insistido en el posible cariz político del 'impeachment', preguntando directamente a Pelosi si "odia" a Trump, a lo que ha contestado molesta. "Es un cobarde" por no atajar la violencia armada, "cruel" por su trato a los inmigrantes y un "negacionista" del cambio climático, pero eso es "política". "No odio a nadie", ha zanjado.

Trump la ha contestado rápidamente vía Twitter: "Nancy Pelosi acaba de tener un ataque de nervios. Odia que pronto vamos a tener 182 nuevos jueces geniales y mucho más". Así, ha aprovechado para volver a señalar los logros de su Gobierno y ha emplazado a la líder demócrata a hacer lo propio. "Ayuda a las personas sin hogar en tu distrito", ha espetado.

Solo tres presidentes estadounidenses han sido sometidos a un 'impeachment'. Andrew Johnson, que ganó el juicio político; Richard Nixon, que dimitió antes de ser cesado por el 'Watergate'; y Bill Clinton, que salió igualmente victorioso de sus mentiras en el caso Lewinski.

Vídeo de la noticia