El expresidente Toledo advierte a Humala de que sería un "grave error" militarizar los conflictos sociales

Actualizado 24/11/2011 20:50:49 CET

MADRID, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El expresidente peruano Alejandro Toledo (2001-2006) advirtió al Gobierno de Ollanta Humala de que sería un "grave error" que utilice las Fuerzas Armadas para contener las protestas que protagonizan los pueblos aborígenes contra millonarios proyectos mineros que empresas extranjeras pretenden llevar a cabo en importantes reservas naturales.

Toledo aseguró que Perú vive actualmente un "ambiente de efervescencia" por los más de 260 conflictos sociales que están latentes en varias regiones de esa nación sudamericana. "Humala como candidato levantó muchísimas expectativas en las comunidades indígenas que ahora le están pidiendo cuentas", dijo este jueves en una entrevista a Europa Press durante su visita a Madrid.

Habitantes de trece municipios del departamento de Cajamarca (norte) comenzaron este jueves una huelga indefinida, acompañada de movilizaciones, contra las concesiones otorgadas a la empresa estadounidense Newmont para la explotación de oro y cobre. Las comunidades aseguran que el proyecto minero Conga contempla secar cuatro lagunas que abastecen de agua a la región.

En los últimos días, medios peruanos han informado del despliegue de unos 2.000 militares en la zona para evitar que la situación en Cajamarca empeore y se produzcan disturbios. El jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, el general Luis Howell Ballena, ha negado estas versiones, pese a que representantes de las comunidades insisten en denunciar la presencia de soldados en la zona.

"Sería un grave error militarizar los conflictos sociales", alertó Toledo, al referirse a la situación de Cajamarca, región que es actualmente escenario de "uno e los conflictos más agudos que vive Perú".

Toledo reconoció que la situación en Perú "es complicada" porque Alan García entregó el poder a Humala con varias "bombas de tiempo" que han empeorado el clima de tensión social. La solución --indicó-- es insistir en el "diálogo" con las autoridades de Cajamarca y de las regiones en protesta "para evitar que su gobierno se manche las manos de sangre", como ocurrió en el anterior ejecutivo.

También consideró que es indispensable acatar la Ley de Consulta Previa, que promulgó el actual mandatario poco después de asumir el poder hace 120 días, la cual establece que antes de aprobar cualquier proyecto el Gobierno debe realizar una consulta vinculante entre los habitantes de las zonas afectadas.

Pero, además, "los empresarios mineros tienen la responsabilidad de cumplir sus compromisos medio ambientales, de respetar el agua que beben los indígenas porque las comunidades quieren ver algo del oro que sacan de sus suelos", enfatizó.

Hacer ahora un balance de la gestión de Humala "es prematuro" porque no lleva ni un año en la Presidencia, aclaró Toledo. "Sólo espero que no haya dejado persuadir por los empresarios y que pueda escuchar a ambas partes", expresó.

Toledo fue candidato en los comicios celebrados este año en Perú, pero no pasó a la segunda vuelta, por lo que decidió dar su respaldo a Humala para evitar el triunfo de Keiko Fujimori, hija del exmandatario Alberto Fujimori, porque eso hubiese sido "traicionar la lucha" que llevó a cabo durante el llamado "régimen fujimorista".

"Nosotros le dimos nuestro respaldo y vamos a apoyar la gobernabilidad en Perú, pero eso no quiere decir que le hayamos dado (a Humala) un cheque en blanco", subrayó.