La Policía de Hong Kong emplea de nuevo gas lacrimógeno en la 16ª semana de protestas

Actualizado 22/09/2019 13:28:35 CET
Protesta en un centro comercial de Sha Tin, Hong Kong
Protesta en un centro comercial de Sha Tin, Hong Kong - REUTERS / ALY SONG

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

La Policía ha respondido con gas lacrimógeno y numerosas detenciones a una nueva jornada de protestas en la 16ª semana consecutiva de movilizaciones contra el gobierno hongkonés. Este domingo se han producido disturbios en dos centros comerciales tomados por los manifestantes, que han vuelto a forzar la paralización de la red de transporte de la ciudad.

En concreto los manifestantes han tomado los centros comerciales e Sha Tin y Nam Cheong apuntando directamente a las empresas que consideran alineadas con el Gobierno chino y forzando su cierre. En Sha Tin la tensión ha escalado hasta que la Policía ha utilizado gas lacrimógeno, según informa el 'South China Morning Post'.

En las calles los manifestantes han levantado barricadas con mobiliario urbano, en algunos casos incendiándolos, mientras la Policía se ha concentrado en la protección de la red de transporte y en mantener el aeropuerto en funcionamiento. Sin embargo, no han podido evitar el cierre de las estaciones de metro (MTR) de Sha Tin y Kowloon. También ha cerrado el centro comercial Maritime Square de Tsing Yi.

Los antidisturbios han utilizado gas lacrimógeno en la calle Tam Kon Po, en el barrio de Sha Tin, mientras que los manifestantes han arrancado adoquines para lanzarlos contra los agentes. En la zona están desplegados los temidos miembros del Equipo Táctico Especial, los 'raptors'.

La estrategia de los manifestantes ha vuelto a ser la de convocar las concentraciones a través de redes sociales, forzar el cierre de los comercios o estaciones de metro y rápidamente dispersarse para concentrarse en otro lugar.

Así, un grupo de manifestantes desplazado desde Sha Tin se ha concentrado junto a la ribera del río Shing Mun, donde han lanzado una bandera china al agua.

El sábado ya se produjeron disturbios en los que la Policía empleó gases lacrimógenos para dispersar a cientos de manifestantes en el parque Tuen Mun, donde estaba prevista otra protesta local. Además, grupos de simpatizantes de China retiraron los mensajes contra el Gobierno de Hong Kong en los 'Muros de Lennon'.

Además se han producido numerosas detenciones, incluidas las de dos adolescentes, chico y chica, ambos de trece años. El chico fue arrestado en la noche del sábado en Tseung Kwan O por "posesión de armas ofensivas" tras hallar los agentes un puntero láser y un bote de pintura con pulverizador. La chica fue detenida también el sábado tras la quema de una bandera china en Tuen Mun.

Mientras, la jefa del Gobierno hongkonés, Carrie Lam, ha participado este domingo en un acto de la Federación de Sindicatos de Hong Kong con motivo del 70º aniversario de la proclamación de la República Popular China que se conmemora el 1 de octubre y ha asegurado que no escatimará esfuerzos para "detener la violencia, mantener el orden social y garantizar los tazones de arroz".

Hong Kong es escenario de protestas desde junio. Comenzaron con el objetivo de frenar una ley de extradición a la China continental pero en estos tres meses han ido en aumento hasta reclamar una apertura democrática.

El Gobierno de Carrie Lam accedió finalmente a cancelar la polémica ley y ha convocado un diálogo nacional para dar respuesta al descontento de los hongkoneses, pero se ha negado a las otras demandas, que contemplan el sufragio universal.

Estas movilizaciones suponen el mayor desafío para Hong Kong desde la Revolución de los Paraguas de 2014 justo cuando el Partido Comunista de China (PPCh) se preparara para festejar el 70º aniversario de la República Popular China.

Contador

Para leer más