Publicado 02/08/2021 21:50

Polonia anuncia castigos "muy severos" tras los últimos ataques a centros de vacunación

Archivo - El primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki.
Archivo - El primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki. - -/European Council/dpa - Archivo

MADRID, 2 Ago. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, ha anunciado este lunes medidas punitivas más severas contra aquellos que atenten contra las autoridades sanitarias y las infraestructuras encargadas de la vacunación contra el coronavirus, después de que uno de estos centro en Zamosc haya sido incendiado.

Morawiecki ha adelantado que las autoridades reaccionarán de manera "muy severa" ante tales episodios de violencia y "bandidaje", después de que se hayan registrado ataques similares en otros puntos del país.

"Las vacunas son la barrera contra una cuarta ola de coronavirus (...). Es muy importante detenerla, por tanto, por varias razones, también porque todo el programa de vacunación y todos sus responsables se encargan de la vida de las personas, seremos extremadamente estrictos con este tipo de actos", ha dicho.

"Tales hechos, lamentablemente, se repiten. Por lo tanto, todos ellos serán castigados de manera muy severa de acuerdo con la normativa vigente, pero también tomaremos medidas para aumentar la seguridad, porque estos centros hacen un muy buen trabajo para Polonia", ha dicho .

El primer ministro polaco ha compartido rueda de prensa con el inspector general de la Policía, Jaroslaw Szymczyk, quien ha señalado directamente a los grupos antivacunas de este y otros ataques, dentro de lo que ha llamado como "una escalada de comportamiento extremadamente brutal" por parte de estos movimientos, cuenta la cadena de noticias TVN24

Por su parte, el ministro de Salud, Andrzej Niedzielski, quien ha viajado este lunes a Zamosc, en el sureste de Polonia, ha calificado lo ocurrido calificó como un "acto de terror" contra el Estado y ha apelado a "un choque de civilización contra la barbarie" para acabar con este tipo de ataques.

"Ha sido un acto terrorista, un acto terrorista dirigido no solo contra los empleados de un centro sanitario regional, sino contra el Estado", ha enfatizado.

Polonia, que ha vacunado a casi 17,5 millones de sus ciudadanos, ha experimentado en las últimas semanas un repunte los ataques de este tipo de grupos, que no solo han saboteado centros e infraestructuras sanitarias, sino que también han dirigido sus agresiones, tanto físicas como verbales, contra los trabajadores del sector.

Más información