Pompeo insiste en que liberar al pastor estadounidense Andrew Brunson "es lo correcto" para Turquía

Andrew Brunson, estadounidense detenido en Turquía
REUTERS - Archivo
Publicado 11/10/2018 3:53:39CET

WASHINGTON, 11 Oct. (Reuters/EP) -

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, ha destacado este miércoles que poner en libertad del pastor estadounidense Andrew Brunson, que se encuentra bajo arresto domiciliario en Turquía por sus presuntos vínculos con el clérigo turco Fetulá Gulen, es "lo correcto" y supone un paso importante para Ankara.

"Es lo correcto para ellos, es lo más humanitario", ha aseverado Pompeo durante la cena anual del Instituto Judío para la Seguridad Nacional de América (JINSA, por sus siglas en inglés), celebrada en Washington.

"Espero que después de tanto tiempo él y su mujer puedan volver a Estados Unidos", ha añadido. Además, ha señalado que su liberación supondría una decisión significativa en el marco de las tensas relaciones entre ambos países.

Brunson, que ha vivido más de dos décadas en Turquía, está acusado de cargos de terrorismo y espionaje por sus supuestos vínculos con Gulen, al que el Gobierno turco señala como 'cerebro' del fallido golpe de Estado de 2016, y con la insurgencia kurda. Lleva detenido cerca de dos años y se enfrenta a una pena de hasta 35 años de cárcel.

El fiscal a cargo de su caso fue reemplazado el mes pasado, una decisión que su abogado ha aplaudido. Este mismo miércoles, el abogado del pastor estadounidense ha acudido al Tribunal Constitucional de Turquía solicitando la puesta en libertad de su cliente.

En dicho escrito, al que ha tenido acceso Reuters, la defensa esgrime que el derecho a la libertad de Brunson ha sido vulnerado por lo que le insta a corregirlo liberando de inmediato al ciudadano norteamericano.

Estados Unidos ha intentado mediar para conseguir su liberación, aunque sin éxito. El pasado mes de agosto, el Departamento del Tesoro dictó sanciones contra Turquía, que afectaron incluso a sus ministros de Interior y Justicia, provocando el desplome de la lira turca.

Pese a la ofensiva financiera de Washington, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, sostiene que no puede intervenir en el caso porque sería una injerencia en el Poder Judicial. La próxima audiencia de Brunson está prevista para el 12 de octubre.