Pompeo se reúne con autoridades iraquíes en Bagdad y visita a las tropas estadounidenses

Mike Pompeo, durante su visita a Jordania
Ahmad Abdo/dpa
Publicado 09/01/2019 12:05:12CET

BAGDAD, 9 Ene. (Reuters/EP) -

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, se ha reunido este miércoles en Bagdad con el presidente del Parlamento iraquí, Mohamed al Halbousi, en el marco de un viaje oficial en el que también ha estado con otras autoridades iraquíes y con las tropas estadounidenses, ha informado la Presidencia de la cámara legislativa iraquí.

La visita del jefe de la diplomacia estadounidense llega durante una gira que está realizando por Oriente Próximo para dar garantías sobre la retirada del contingente militar destacado en Siria para combatir al grupo terrorista Estado Islámico y para dejar claro que Estados Unidos sigue considerando a Irán una amenaza de seguridad en la región.

La visita de Pompeo a Irak, que las autoridades estadounidenses se han negado a confirmar hasta que ha abandonado el país, llega en el segundo día de una gira que también le lleva a Jordania, Egipto, Bahréin, Qatar, Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudí, Kuwait y Omán.

Este martes, el primer ministro iraquí, Adel Abdul Mahdi, no quiso confirmar si habría una visita de Pompeo al país. El jefe del Gobierno iraquí señaló que cualquier reunión con Pompeo debería centrarse en cómo profundizar la relación de Irak con la coalición estadounidense que combate contra el grupo terrorista Estado Islámico.

"Es un aliado, representa a un país amigo", ha dicho el 'premier' iraquí. "Abordaremos estos temas y cómo afrontar cuestiones regionales juntos y profundizar en nuestras relaciones económicas y en materia de educación con Estados Unidos", indicó.

En una rueda de prensa en Amán (Jordania) el martes, Pompeo aseguró que la batalla para derrotar a Estado Islámico e Irán continúa siendo una prioridad en la región. La visita del ministro de Exteriores estadounidense llega en un momento de escalada de tensión entre Washington y Teherán, con el Gobierno estadounidense intentando contrarrestar la influencia de la República Islámica en Oriente Próximo.

El viaje del jefe de la diplomacia estadounidense llega semanas después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunciara la retirada de los 2.000 militares que tiene desplegados en Siria, un anuncio que causó alarma entre los aliados del país en Oriente Próximo.

Contador