Ponta explica que presentó su dimisión por su "obligación a responder al descontento social"

Publicado 04/11/2015 11:08:56CET
El primer ministro de Rumanía, Victor Ponta
GOBIERNO DE RUMANÍA

MADRID, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Rumanía, Victor Ponta, ha explicado este miércoles que ha presentado su dimisión debido a su "obligación a responder ante el legítimo descontento que existe en la sociedad", según ha informado la agencia estatal rumana de noticias, Agerpres.

"La gente siente que necesita más y sería un grave error por mi parte ignorar esto. No quiero y no creo que sea justo dejar esta responsabilidad a los que están sobre el terreno o a los alcaldes, secretarios o ministros", ha argumentado.

"Estoy dispuesto a hacer este gesto que una parte importante de la sociedad desea y, obviamente, he presentado hoy mi dimisión como primer ministro e, implícitamente, la del Gobierno", ha agregado en su comunicado.

En este sentido, ha subrayado que "nunca irá contra la voluntad del pueblo", destacando que "sería un gran error que provocaría que todos sufran". Así, ha remachado que la situación "no debe degenerar en juegos políticos o de poder que tengan efectos negativos imposibles de anticipar".

El presidente, Klaus Iohannis, deberá abrir ahora una ronda de consultas con los partidos para proponer un candidato al puesto. El partido UNPR del viceprimer ministro Gabriel Oprea ya ha anunciado que seguirá apoyando a la coalición.

"Respaldamos nuestra coalición y somos capaces de crear un nuevo Gobierno de mayoría junto al PSD --el Partido Socialdemócrata de Ponta--", ha indicado a través de un comunicado, recogido por la agencia británica de noticias Reuters.

La dimisión de Ponta ha sido presentada apenas un día después de que miles de personas reclamaran la dimisión del Gobierno por el incendio registrado el pasado viernes en un club nocturno de la capital, Bucarest, que se saldó con al menos 32 muertos.

Los participantes en la protesta del martes hicieron hincapié en que el suceso evidencia la corrupción imperante en la administración pública, que lleva a la concesión de licencias sin controles posteriores, por lo que reclamaron la dimisión del Gobierno y del alcalde, Cristian Popescu Piedone.

Las autoridades aprobaron el martes con carácter de urgencia una nueva legislación que permite a los equipos de emergencia cerrar inmediatamente cualquier establecimiento que no cumpla las medidas de seguridad exigidas.

El suceso tuvo lugar en la discoteca Colectiv cuando unas 400 personas asistían a un concierto de rock. Un espectáculo de fuegos artificiales incendió el local provocando una estampida humana.

Los tres dueños de la discoteca -- Costin Mincu, Alin George Anastasescu y Paul Gancea-- han sido detenidos y están a la espera de que un juez ordene su entrada en prisión provisional al menos para los próximos 30 días.

Para leer más