Actualizado 15/05/2007 22:40 CET

Portugal.- El número dos del Gobierno de Sócrates abandona el cargo para ser candidato a la Alcaldía de Lisboa

LISBOA, 15 May. (De la corresponsal de EUROPA PRESS, Patricia Ferro) -

El ministro de Estado y Administración Interna, Antonio Costa, considerado la mano derecha del primer ministro José Sócrates, abandona el Gobierno para ser el candidato del Partido Socialista (PS) al ayuntamiento de Lisboa, que celebra elecciones anticipadas el próximo 1 de julio, anunció hoy el primer ministro, en su calidad de secretario general de los socialistas, José Sócrates.

Esta candidatura supone una remodelación del Gobierno que preside José Sócrates, en vísperas de asumir la presidencia de turno de la Unión Europea.

El primer ministro quiere estabilidad gubernamental, por lo que la salida de Antonio Costa no servirá de excusa para realizar cambios significativos en el gobierno. Solamente cambiará al ministro y mantendrá a los respectivos secretarios de Estado.

Aunque fueron muchos los nombres que se barajaron para sustituir a Antonio Costa como ministro de Estado y Administración Interna, está tarde, la emisora de radio TSF aseguraba citando fuentes próximas al PS, que el nuevo número dos del gobierno será Rui Pereira, actual juez del Tribunal Constitucional y ex director de la Policía Judicial.

Hoy, durante el anuncio de Costa como candidato a la alcaldía de la capital del país, Sócrates no escatimó elogios para el hasta el jueves su mano derecha en el gobierno. Dijo de él que era "un político con experiencia demostrada" en todos los ámbitos de la política y que "reúne las cualidades de liderazgo, energía y determinación, que son necesarias para llevar a cabo un proyecto como el de Lisboa", afirmó.

El nombramiento del nuevo ministro y la salida de Costa se producirá el próximo jueves por la mañana. Hasta ese momento Antonio Costa no prestará declaraciones. Sin embargo, hoy, durante un encuentro con la Asociación de la Prensa Extranjera acreditada en Portugal, el todavía ministro dijo que tanto ser ministro como alcalde "son dos misiones y dos desafíos muy apasionantes y estimulantes". Además, apuntó en tono cordial, "Lisboa no es una capital cualquiera, al menos, es la más bonita de Europa", bromeo.

Las elecciones anticipadas en Lisboa fueron consecuencia del proceso de corrupción urbanística Bragaparques, sobre una permuta de terrenos en Lisboa, en la que están implicados el alcalde de la ciudad, Antonio Carmona Rodrígues, un independiente apoyado por el centrista Partido Social Demócrata (PSD, y dos de sus más cercanos colaboradores.

Tras varios meses de crisis, el alcalde no estaba dispuesto a renunciar. Carmona, que ganó sin mayoría las elecciones de octubre de 2005, dijo desde el inició que era inocente y que no iba a "abandonar el barco", y así fue. El edil, a pesar de que el PSD le retiró su apoyo, no dimitió. Sin embargo, ha dejado de ser el regidor de los lisboetas porque se ha disuelto el gobierno municipal tras la renuncia en bloque de todos los concejales. El siguiente paso fue convocar elecciones anticipadas, que fueron marcadas para el próximo 1 de julio.