El presidente de Afganistán libera a 35 talibán como gesto de cara a un proceso de paz

Publicado 12/08/2019 18:10:38CET
Ashraf Ghani
Ashraf GhaniREUTERS / STEPHANIE KEITH - Archivo

MADRID, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, ha anunciado este lunes la liberación de 35 talibán que se encontraban encarcelados en el país con motivo de la festividad musulmana de Eid al Adha y para avanzar en el proceso de paz.

La Dirección de Seguridad Nacional --los servicios de Inteligencia afganos-- ha señalado que las liberaciones han tenido lugar por orden de la Presidencia y ha agregado que el Gobierno "siempre ha mantenido abierta la puerta a la negociación".

Asimismo, ha señalado que las liberaciones "son un claro ejemplo de la voluntad del Gobierno de cara a lograr la paz y poner fin al conflicto", tal y como ha recogido la agencia afgana de noticias Jaama Press.

Representantes de los talibán y del Gobierno de Estados Unidos han concluido este lunes en Doha su octava ronda de conversaciones, a la espera de que ambas partes consulten a sus respectivos líderes cuáles deberían ser los próximos pasos.

"Hemos concluido esta ronda de conversaciones iniciada el 3 de agosto entre Estados Unidos y los talibán", ha señalado en Twitter el enviado especial de Estados Unidos para Afganistán, Zalmay Khalilzad.

En este sentido, ha resaltado que "durante los últimos días, las dos partes se han centrado en los detalles técnicos", antes de agregar que los contactos "han sido productivos". "Viajo a Washington para consultar sobre los próximos pasos", ha remachado.

Por su parte, el portavoz de los talibán, Zabihulá Muyahid, ha manifestado que los contactos "han sido largos y útiles", al tiempo que ha apuntado que "ambas partes han decidido consultar con sus líderes sobre los próximos paso", según la agencia de noticias Reuters.

El propio Ghani afirmó el domingo que "la paz se acerca", si bien recalcó que el futuro del país "no puede ser decidido fuera", en medio de las conversaciones entre los talibán y Estados Unidos, de las que hasta ahora ha sido excluido el Gobierno de Kabul.

Los talibán llevan meses dialogando con diplomáticos estadounidenses para acordar la retirada de más de 20.000 efectivos de las fuerzas internacionales de Afganistán a cambio de garantías de que el país no será usado como base para ataques terroristas.

Sin embargo, hasta ahora se han negado a negociar directamente con el Gobierno de Ghani, al que consideran un "títere" de Occidente. Ante la ausencia de un alto el fuego, los insurgentes mantienen sus ataques y las fuerzas de seguridad continúan con sus operaciones.

Más de 1.500 civiles han resultado muertos o heridos por la guerra en Afganistán durante el pasado mes de julio, el más sangriento en el país centroasiático desde mayo de 2017, según las cifras de la Misión de Asistencia de Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA).

Contador

Para leer más