27 de febrero de 2020
 
Actualizado 20/04/2018 18:00:00 CET

El presidente de Botsuana recomienda a Kabila que no vuelva a presentarse a las elecciones en RDC

Mokgweetsi Masisi, presidente de Botsuana
REUTERS / EDUARDO MUNOZ

Masisi lamenta profundamente la actual situación y recuerda, con todo, que "el mundo ha fallado" a la república africana

DAKAR, 20 Abr. (Reuters/EP) -

El nuevo presidente de Botsuana, Mokgweetsi Masisi, ha pedido a su homólogo congoleño, Joseph Kabila, que no se presente de nuevo a los comicios de su país, retrasados en varias ocasiones y epicentro de una crisis política que ha llevado a Kabila a prolongar su estancia en el poder más allá de lo establecido, en lo que la oposición considera que se trata una maniobra para perpetuarse en el poder.

Botsuana, una de las democracias más estables de África, es hasta ahora el único país de África que ha criticado directamente a Kabila después de que, a principios de año, culpara abiertamente al presidente por el deterioro de la situación humanitaria y de seguridad de la RDC.

"El presidente de la República Democrática del Congo se ha mantenido en el poder más tiempo del esperado", ha declarado Masisi, que asumió el cargo este mes, durante una entrevista con el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos de Londres.

"Afortunadamente podemos obtener de (Kabila) un compromiso real para no intentar volver al poder por ningún medio", ha explicado. La prueba, ha aducido, sería que rechazara comparecer a la reelección.

Sin embargo, los oponentes de Kabila sospechan que el todavía mandatario busca un referéndum para cambiar la Constitución del Congo y permitirle postularse para más de dos períodos, como lo han hecho los líderes de los vecinos Uganda o Ruanda.

Kabila nunca se ha pronunciado al respecto pero su negativa a renunciar al final de su mandato en diciembre de 2016 desencadenó protestas callejeras generalizadas y, todavía peor, envalentonó a varios grupos armados, lo que hace temer que el país vuelva a caer en la confusión.

La elección, ahora programada para el 23 de diciembre, se ha retrasado repetidamente y cada día que pasa crece la inestabilidad.

El país todavía renquea de la última guerra civil que se cobró las vidas de millones de personas desde 2003 a 2008; un conflicto que casi ha arruinado al que es "potencialmente el país más rico de África y uno de los más ricos del mundo", en palabras de Masisi.

"El mundo", ha lamentado el presidente de Botsuana, "ha fallado a República Democrática del Congo". "Ha sido incapaz de apreciar los valores que podríamos extraer de ese país y los valores que ellos mismos pueden alcanzar", ha dicho.