El presidente surcoreano critica la gestión de las lluvias tras la muerte de casi 50 personas

Efectos de las fuertes lluvias en Yecheon (norte de Gyeongsang), Corea del Sur
Efectos de las fuertes lluvias en Yecheon (norte de Gyeongsang), Corea del Sur - Europa Press/Contacto/Ryu Seung-Il
Actualizado: lunes, 17 julio 2023 10:25

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

El presidente de Corea del Sur, Yoon Suk Yeol, ha criticado este lunes la gestión por parte de las autoridades de las lluvias torrenciales e inundaciones registradas en el país, especialmente de las zonas más vulnerables, tras la muerte de casi 50 personas.

Yoon, que ha ordenado la movilización de todos los recursos disponibles para hacer frente a las fuertes lluvias, que han dejado además una decena de desaparecidos, ha alertado del "fracaso" por parte de las autoridades de poner en marcha medidas pertinentes para cerrar carreteras y evitar un mayor número de víctimas mortales.

Asimismo, ha pedido a la población "extremar las precauciones" y ha expresado que es imposible "reprimir la tristeza" que siente por la pérdida de vidas humanas a causa del desastre natural. "Rezo por las almas de los fallecidos y quiero transmitir palabras de cariño a sus familiares", ha añadido.

El Gobierno, por su parte, ha abierto una investigación sobre la respuesta a la emergencia en la localidad de Osong, donde han fallecido trece personas hasta el momento. Las autoridades han iniciado una serie de inspecciones en las inmediaciones para discernir las causas de las inundaciones y sus repercusiones reales.

Con estas medidas, buscan determinar el verdadero motivo de estas muertes y han alertado de que las agencias encargadas de los protocolos de seguridad serán sometidas a escrutinio, según informaciones de la agencia de noticias Yonhap.

Previamente, Yoon ha indicado que la movilización anunciada incluye la designación de zonas especiales de desastre, según ha explicado en declaraciones mientras presidía una reunión en la Sede Central de Seguridad y Desastres.

Durante las últimas horas han sido recuperados otros cuatro cadáveres en un paso subterráneo en la localidad de Osong, lo que eleva a 49 el número de fallecidos. El túnel se inundó durante la jornada del sábado tras desbordarse un río situado en la zona después de que los diques se vieran superados por la crecida provocada por las lluvias torrenciales.

Las autoridades han indicado que el balance de víctimas puede aumentar, puesto que los servicios de rescate continúan las operaciones para drenar un túnel subterráneo en el que se cree que hay alrededor de diez vehículos sumergidos. Hasta el momento se han confirmado trece fallecidos en el lugar, incluidos seis ocupantes de un autobús que quedó atrapado en la zona.

La provincia de Gyeongsang Norte es la más afectada por la situación. En esta zona del país han muerto al menos 19 personas, mientras que más de 2.300 han tenido que ser evacuadas por las lluvias, que han provocado además el cierre de cerca de 220 carreteras y la suspensión de todo el transporte por ferrocarril.

Por su parte, el primer ministro surcoreano, Han Duck Soo, ha prometido que "se acelerarán las operaciones para buscar y rescatar a los desaparecidos, antes de reclamar a las autoridades que hagan todos los esfuerzos posibles para garantizar la seguridad de la población.

A nivel nacional, más de 10.500 personas han sido evacuadas de sus viviendas por la lluvia, más de 300 propiedades privadas y 600 instalaciones públicas han quedado dañadas. Cerca de 30.000 hogares se han quedado sin electricidad durante estos días, aunque la mayoría la ha recuperado este lunes.

Leer más acerca de: