Publicado 15/11/2015 20:30CET

El presidente de Kenia acusa de interferencia a los embajadores extranjeros por denunciar corrupción en el país

NAIROBI, 15 Nov. (Reuters/EP) -

El presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, ha criticado este domingo a las delegaciones internacionales y les anuncia que la nación africana está "cansada de interferencias", después de que once embajadores alertaran el pasado jueves sobre la elevada corrupción en el país.

"Incitan a los keniatas a pensar sobre temas ya olvidados, estamos cansados de su interferencia", ha señalado el presidente en el comunicado. "En vez de molestarnos, deberían ir a resolver los conflictos en Siria e Irak y darnos espacio para que avancemos nuestro país", ha añadido.

El pasado jueves, los embajadores de Estados Unidos, Reino Unido y otros nueve países señalaban que Kenia se enfrenta a una "crisis de corrupción" y pidieron al Gobierno más esfuerzos para prevenir que los fondos abandonaran ilegalmente el país y llevar ante la Justicia a los sospechosos de soborno.

Los casos de corrupción que envuelven a Kenyatta, entre los que se incluyen la revelación de que un ministro gastó fondos públicos en juguetes sexuales y 85 dólares en bolígrafos, han llevado a llamamientos para su dimisión por parte de los medios y la opinión pública.

Para leer más