El presidente de Sudán del Sur cita razones políticas a la hora de cancelar la celebración del Día de la Independencia

Publicado 09/07/2019 22:10:41CET
Salva Kiir
Salva KiirTIKSA NEGERI/REUTERS - Archivo

MADRID, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir, ha afirmado este martes que ha habido razones políticas en la decisión de no hacer una celebración nacional por el Día de la Independencia, un día después de que el Gobierno citara motivos económicos.

El ministro de Información sursudanés, Michael Makuei, indicó el lunes que la mala situación económica del país había llevado a las autoridades a cancelar nuevamente los actos, si bien el discurso de Kiir se mantenía en pie.

"No habrá una celebración a nivel nacional, pero habrá una celebración de bajo nivel en la Presidencia", dijo. "No queremos perder dinero con una celebración como anteriormente", argumentó.

Sin embargo, Kiir ha resaltado durante su discurso que la decisión "no ha sido tomada sólo por los desafíos económicos a los que hace frente el país desde el estallido del desafortunado conflicto interno en diciembre de 2013, sino también por razones políticas de mayor prioridad", sin dar más detalles.

Asimismo, se ha disculpado ante la población por los "fallos" del Gobierno a la hora de mejorar la situación económica y el desarrollo de Sudán del Sur, según ha informado la emisora Radio Tamazuj.

El mandatario ha destacado además que la economía mejorará sustancialmente cuando se aplique en su totalidad el acuerdo de paz firmado en septiembre de 2018, antes de anunciar perdones para 15 presos, entre los que no figura el destacado economista Peter Biar Ajak.

Ajak, que fue detenido en julio de 2018, fue sentenciado el 11 de junio a dos años de cárcel por "amenazar la seguridad del Estado" junto a otras cinco personas, entre ellas el empresario Kerbino Agok Wol, quien recibió una pena de 15 años de prisión.

Las fuerzas de Kiir y las del líder rebelde Riek Machar, antiguo vicepresidente, se enfrentaron desde diciembre de 2013 hasta la firma en septiembre de 2018 de un último acuerdo de paz, con el que se comprometieron a compartir el poder y a poner fin a la guerra civil.

Este acuerdo contempla la restitución de Machar en el puesto de vicepresidente, así como la creación de un Gobierno de unidad en el que tendrá la mayoría el actual Ejecutivo. Asimismo, Kiir permanecerá en el puesto de presidente. Sin embargo, el pacto ha sufrido ya retrasos en su aplicación.

Los combates en Sudán del Sur han desarraigado alrededor de una cuarta parte de sus 12 millones de habitantes, han destruido la producción de petróleo y han arruinado una economía ya de por sí muy empobrecida.

Contador

Para leer más