El presidente de Togo visita Malí en un intento por calmar la situación tras las condenas contra los soldados marfileños

Archivo - El presidente de Togo, Faure Gnassingbé
Archivo - El presidente de Togo, Faure Gnassingbé - LI XUEREN / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo
Publicado: miércoles, 4 enero 2023 23:25

MADRID, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Togo, Faure Gnassingbé, ha viajado este miércoles a Bamako para reunirse con el líder de la junta militar de Malí, Assimi Goita, en un intento por calmar la situación tras la condena de 20 años de cárcel a 46 soldados procedentes de la vecina Costa de Marfil que fueron detenidos en el aeropuerto de la capital maliense.

"Agradezco al coronel Assimi Goita, presidente de la Transición y al pueblo de Malí la calurosa acogida recibida hoy en Bamako. Hablaremos de cooperación bilateral y temas de interés común, incluyendo paz, seguridad e integración regional", ha explicado en un mensaje en la red social Twitter.

Gnassingbé no ha realizado declaraciones a la prensa y, según testigos, subió rápidamente a un vehículo con Goita en dirección a Koulouba, sede del palacio presidencial en Bamako, según ha informado Radio Internationale, que apunta a un posible acercamiento entre las partes para lograr un perdón presidencial para los soldados.

Togo ha actuado como una suerte de intermediario en el conflicto entre Bamako y Yamusukro. Su ministro de Asuntos Exteriores, Robert Dussey, informó en septiembre de la puesta en libertad de tres de los 49 militares que fueron retenidos por las fuerzas militares de Malí.

La Justicia maliense, además de condenar a los 46 militares a una pena de cárcel de 20 años, impuso condena --por los mismos agravios, pero en rebeldía-- de pena de muerte a los tres militares marfileños puestos en libertad en septiembre.

Los 49 soldados de Costa de Marfil fueron condenados por los delitos de atentado contra el Gobierno, atentado contra la seguridad del Estado y transportar armas o municiones con el objetivo de "perturbar el orden público".

Costa de Marfil aseguró que los soldados estaban en Malí "como parte de las operaciones de la logística de los elementos de apoyo nacional" a la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de Naciones Unidas en Malí (MINUSMA).

Por su parte, el portavoz de la MINUSMA, Olivier Salgado, dijo que los soldados detenidos "no eran parte de uno de los contingentes de la MINUSMA". "Estos soldados permanecen desplegados desde hace años en Malí en el marco de un apoyo logístico por cuenta de uno de nuestros contingentes", destacó.

Más información