Actualizado 28/11/2018 03:32 CET

La presión de Reino Unido para la acción de la ONU sobre la crisis humanitaria en Yemen se ralentiza

Centro de distribución de ayuda en Hodeida
REUTERS / ABDULJABBAR ZEYAD

NUEVA YORK, 28 Nov. (Reuters/EP) -

El impulso británico para que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas tome medidas sobre la crisis humanitaria de Yemen se ha ralentizado porque varios miembros, entre ellos Estados Unidos, temen impedir los esfuerzos de la ONU para convocar conversaciones de paz, según han señalado diplomáticos.

El Consejo de 15 miembros continúa trabajando en el proyecto de resolución que incluiría cinco solicitudes realizadas por el director de la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), Mark Lowcock.

Algunos miembros quieren esperar hasta después de que se hayan celebrado las conversaciones de paz previstas para el próximo mes, según diplomáticos, que han hablado bajo condición de anonimato.

A pesar de que aún no se ha anunciado una fecha para las conversaciones, el enviado de la ONU en Yemen, Martin Griffiths, ha asegurado que pretende reunir a las partes antes de fin de año en Suecia.

Los países occidentales están presionando por una tregua y esfuerzos renovados de paz para poner fin al conflicto de más de tres años, que se considera como una guerra de poder entre Arabia Saudí e Irán.

La economía de Yemen está en crisis y alrededor de 22 millones de personas necesitan ayuda. Unos 8,4 millones están al borde de la hambruna, aunque la ONU advirtió de que probablemente podría aumentar la cifra a 14 millones.

Estados Unidos ha informado a los miembros del consejo este martes que no está listo para actuar sobre el proyecto de resolución hasta después de las conversaciones.

"Esperamos con interés las discusiones en curso a lo largo de este crítico periodo y continuaremos monitoreando de cerca tanto la situación en el terreno como el progreso hacia las conversaciones", señala Estados Unidos en una nota. "Esperamos ofrecer más comentarios sustanciales al borrador una vez tengamos más información sobre los resultados de las próximas consultas", ha aseverado.

Reino Unido distribuyó el borrador del texto a los miembros del consejo hace una semana, pero no ha ofrecido un calendario para la votación.

"Las discusiones sobre la resolución continúan y las someteremos a votación en el punto que mejor se adapte a la población de Yemen", ha subrayado un portavoz de la Oficina de Asuntos Exteriores y Commonwealh de Reino Unido.