La prestación quirúrgica en el Tercer Mundo evitaría millones de muertes

Publicado 04/04/2015 20:28:51CET
Un hospital con un quirófano moderno en Camboya
BANCO MUNDIAL
Tasa de operaciones quirúrgicas anuales por cada 1

MADRID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

Al menos cinco millones de personas murieron en 2012 debido a lesiones y otras complicaciones mientras otras 270.000 mujeres perdieron la vida por complicaciones durante el parto, algo que podría haberse reducido considerablemente si hubiera un mejor acceso a prestación quirúrgica en los países menos desarrollados, según denuncia el informe Cirugía Esencial, publicado por el Grupo Banco Mundial (GBM).

El estudio asegura que se evitarían cerca de 1,5 millones de muertes al año si las intervenciones quirúrgicas más básicas del Primer Mundo estuvieran disponibles en otros países menos desarrollados.

"Si nos rompemos un brazo o nuestro apéndice sufre un problema, todos sabemos que se necesaria la ayuda de un cirujano", ha asegurado el editor del texto, Dean Jamison, durante la presentación de la tercera edición sobre Prioridades para el Control de las Enfermedades (DCP3, por sus siglas en inglés). "Resulta que esa clase de cirugía no es tan difícil, no es tan cara y en realidad supone una diferencia muy grande", ha asegurado Jamison.

La publicación estima que podrían evitarse entre un 6 y un 7 por ciento de las muertes anuales en países de bajo y medio desarrollo si se garantizaran una serie prestaciones sanitarias. Entre estas, Cirugía Esencial propone las intervenciones para lesiones, complicaciones en el parto, emergencias abdominales, cataratas y anomalías congénitas.

El texto pide que se comience por garantizar una cobertura quirúrgica básica en todo el mundo, para evitar muertes por complicaciones que en los países desarrollados se consideran "menores", como una operación de apendicitis o una cesárea.

LA DÉBIL SITUACIÓN DE ÁFRICA

Según el Banco Mundial, el África subsahariana solo cuenta con entre 50 y 500 intervenciones quirúrgicas por cada 100.000 habitantes al año, lo que supone el índice más bajo del mundo. Países como España o Alemania, por el contrario, presentan entre 5.000 y 10.000 intervenciones anuales. Reino Unido o Estados Unidos superan las 10.000 intervenciones.

La situación en el África subsahariana ha hecho saltar las alarmas. El cirujano eritreo Haile Debas, otro editor de Cirugía Esencial, ha dado testimonio de la "increíble carencia de cirugías básicas, especialmente en los distritos rurales" durante sus visitas a Eritrea y a otros lugares de África.

Debas ha asegurado que el DCP3 está ayudando a "poner la cirugía en el mapa mundial de la salud". "Muchas personas están empezando a apreciar que será muy difícil lograr los objetivos del informe 'Salud Mundial 2035' si no se pueden proporcionar servicios esenciales de cirugía en países de bajos y medianos ingresos", ha añadido Debas.

EL RETO DE INTRODUCIR LA CIRUGÍA EN EL TERCER MUNDO

Otra colaboradora del DCP3, la profesora del Departamento de Salud Mundial de la Universidad de Washington, Rachel Nugent, ha explicado que el primer paso es asesorar adecuadamente a los gobiernos de los países más desfavorecidos.

"Pensamos que es muy importante que, cuando los responsables de aprobar las políticas (en el Tercer Mundo) tengan que elegir cómo emplear sus recursos, sepan a quiénes van a afectar sus medidas", ha explicado Nugent.

Según Nugent, "si lo que quieren es proponer políticas para favorecer la atención médica de los pobres", deben tener unos conocimientos previos que pueden ser favorecidos por los países más ricos.

Para leer más