El primer ministro de Tailandia promete que no descansará en la lucha contra el tráfico de personas

Publicado 05/06/2015 11:52:19CET

BANGKOK, 5 Jun. (Reuters/EP) -

El primer ministro de Tailandia, el general Prayuth Chan Ocha, ha manifestado este viernes, durante la declaración del llamado "Día Nacional contra el Tráfico Humano", que el actual Gobierno militar del país está firmemente comprometido en la lucha contra el comercio ilegal con personas y que no cejará en su empeño para atajarlo, tras la detención esta semana de un alto cargo del Ejército por su supuesta vinculación con redes de traficantes.

"El Gobierno está demostrando una intención clara a la hora de combatir, con eficacia y seriedad, el problema del tráfico de personas", ha hecho saber el general en un momento en el que el sudeste de Asia es escenario de una nueva crisis migratoria de la Tailandia es parte instrumental.

Tailandia ha efectuado en los últimos meses una serie de redadas contra traficantes de personas que han desembocado en cientos de inmigrantes a la deriva, abandonados a su suerte por los delincuentes. Entre ellos se encuentran más de 720 personas, la mayoría de ellas de Bangladesh, desembarcados recientemente en Birmania tras pasar una semana en el mar, dentro de un limbo burocrático.

Todo ello procede de un intento del país por limpiar su imagen histórica de cómplice con los traficantes, y después de que EEUU incluyera en 2014 al país dentro del nivel más degradante de su escala de los peores delincuentes mundiales de tráfico de personas --acompañando a estados como Irán o Corea del Norte en el llamado Grupo 3--.

El general tailandés advirtió no obstante de la envergadura del problema al que se enfrentan. "El tráfico humano es un tema complejo que se ha acumulado durante un largo periodo de tiempo y no vamos a resolverlo a corto plazo", ha apuntado el general sobre un delito que ha alcanzado incluso a altos cargos del Ejército, como el también general Manas Kongpaen, detenido hace dos días por su supuesta vinculación a estas redes.

Ante ello, el general ha advertido de que "cualquiera relacionado con este problema, ya sean ciudadanos o funcionario, policías, quien sea que se gane la vida a costa de sus semejantes, no tiene cabida en esta sociedad".

Para leer más