Publicado 31/07/2015 21:48CET

El Programa Mundial de Alimentos recorta a la mitad la ayuda a los refugiados sirios

BEIRUT, 31 Jul. (Reuters/EP) -

El Programa Mundial de Alimentos de la ONU (PMA) ha reducido a la mitad la ayuda alimentaria que proporciona a los cientos de miles de refugiados sirios en Jordania y Líbano debido a la escasez de fondos, según ha anunciado este viernes la propia agencia.

Naciones Unidas tuvo que detener el programa de ayuda alimentaria regional destinado a 1,7 millones de refugiados sirios en diciembre de 2014 por los mismos motivos, pero lo relanzó después de recibir el dinero suficiente procedente de una campaña de donaciones.

El PMA ha recibido donaciones procedentes de Estados Unidos que han evitado volver a suspender el programa, pero no son suficientes y se han visto obligados a recortar el presupuesto de los bonos electrónicos con los que los refugiados pueden comprar alimentos.

Los más vulnerables de los 440.000 refugiados sirios que viven en campamentos de Jordania recibirán sólo 14 dólares (unos 12,7 euros) por persona para el mes de agosto, mientras que el resto de refugiados en mejor situación recibirán 7 dólares cada uno (unos 6,7 euros). En Líbano, el PMA proporcionará a los refugiados 13,5 dólares al mes (unos 12,8 euros), la mitad de lo que se les daba antes.

"Es devastador escuchar a una madre diciendo que tiene que atar bufandas alrededor del vientre de sus hijos para que no se despierten por el hambre", ha manifestado en un comunicado el director regional del PMA, Muhannad Hadi. "Estas historias desgarradoras continuarán si la ayuda humanitaria se detiene", ha añadido.

RECORTE "SIN PRECEDENTES"

De las donaciones estadounidenses, 47 millones de dólares (unos 42,7 millones de euros) serán usados para apoyar las operaciones de los cupones de alimentos en Jordania, Líbano, Turquía, Irak y Egipto; mientras que los 18,5 millones restantes (unos 16,8 millones de euros) se destinarán a las ayudas del PMA en Siria.

Los vecinos de Siria luchan para hacer frente a las poblaciones de refugiados, que han aumentado notablemente desde que se desencadenó la crisis en el país en 2011. La organización humanitaria Oxfam ha definido el recorte de fondos como algo "sin precedentes y peligroso".

"Dos de los países más pequeños de Oriente Próximo continuarán acogiendo a más de 1,5 millones de sirios con poca o ninguna ayuda", ha alertado la ONG, que ha recordado que muchos refugiados ya han comenzado a recurrir a medidas extremas para alimentar a sus familias, ya sea enviando a sus hijos a trabajar, endeudándose como pueden o reduciendo la ingesta en cada comida.

Para leer más