Las provincias de Shandong y Hebei se suman a la flexibilización de la política del hijo único

Actualizado 30/05/2014 19:36:41 CET

PEKÍN, 30 May. (EUROPA PRESS) -

Shandong y Hebei se han sumado este viernes a la flexibilización de la política del hijo único imperante en China. Con ello, 27 de las 31 provincias que integran el gigante asiático permiten ya a las parejas formadas por hijos únicos tener más de un descendiente.

"La flexibilización aumentará la tasa de natalidad, pero seguirá en niveles bajos, por lo que a largo plazo se espera que tenga un impacto limitado en la tendencia demográfica", ha dicho el jefe de la Comisión de Salud y Planificación Familiar de la Provincia de Shandong, Liu Qi.

Por su parte, las autoridades provinciales de Hebei han indicado que el cambio se traducirá en 65.000 nuevos nacimientos cada año durante el próximo lustro, después de lo cual se espera que caigan hasta los 40.000, informa la agencia oficial Xinhua.

El Gobierno chino anunció el pasado mes de noviembre un cambio en su política de planificación familiar, en vigor desde la década de 1970, que prohíbe a las parejas tener más de un hijo. En caso de incumplimiento, se les obliga a pagar una multa o a que el marido entre en prisión.

Pekín justificó este cambio por el desajuste demográfico que se estaba produciendo entre zonas rurales, donde ya se permitía a parejas formadas por hijos únicos, tener un segundo vástago, y zonas urbanas, a las que ha afectado el reciente cambio.

Además, los expertos apuntan que la derogación paulatina de la político del hijo único obedece al intento del Gobierno chino por paliar el envejecimiento de la población, lo que se traduce en una reducción de una mano de obra vital para la economía del gigante asiático.

La política del hijo único, implantada para controlar el excesivo crecimiento demográfico de China, ha tenido otros efectos negativos. Según organizaciones de Derechos Humanos ha dado lugar a abortos e incluso a esterilizaciones forzosas.

Para leer más