Publicado 08/01/2020 18:21CET

Putin y Erdogan dicen que la muerte de Soleimani a manos de EEUU "socava la seguridad" en la región

Los presidentes de Turquía, Recep Tayyip Erdogan (i), y Rusia, Vladimir Putin (d)
Los presidentes de Turquía, Recep Tayyip Erdogan (i), y Rusia, Vladimir Putin (d) - -/Kremlin/dpa - Archivo

MADRID, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los presidentes de Rusia y Turquía, Vladimir Putin y Recep Tayyip Erdogan, respectivamente, han dicho que el asesinato del general iraní Qasem Soleimani en un bombardeo de Estados Unidos en Irak "socava la seguridad y la estabilidad en la región".

En un comunicado conjunto tras una reunión en la ciudad turca de Estambul, ambos mandatarios se han mostrado "profundamente preocupados por el incremento de las tensiones entre Estados Unidos e Irán", según la agencia estatal turca de noticias, Anatolia.

El ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, ha manifestado que Putin y Erdogan han abordado "las acciones ilegítimas y muy arriesgadas emprendidas por Estados Unidos en territorio iraquí contra ciudadanos iraníes".

Así, ha agregado que ambos "se han pronunciado con firmeza a favor de solucionar" la situación "únicamente con métodos pacíficos y de conformidad con las normas del Derecho Internacional", tal y como ha recogido la agencia rusa de noticias Sputnik.

Soleimani murió junto al 'número dos' de las Fuerzas de Movilización Popular (FMP), Abú Mahdi al Muhandis, y varios milicianos iraquíes y militares iraníes en un bombardeo ejecutado por Estados Unidos en el aeropuerto de la capital de Irak, Bagdad. El líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, prometió una "dura venganza" en respuesta.

Washington argumentó que llevó a cabo el ataque "para proteger al personal estadounidense en el extranjero", a raíz de las protestas contra su Embajada en Bagdad en protesta por otro bombardeo en el que murieron 25 miembros de las FMP.

En respuesta, Irán ha atacado este miércoles con misiles dos bases militares situadas en Irak en las que se encuentran desplegados soldados estadounidenses, en lo que el líder supremo iraní, Alí Jamenei, ha descrito como "una bofetada" a Washington.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha asegurado que los ataques se han saldado sin bajas, si bien un responsable de la Guardia Revolucionaria de Irán ha afirmado que en los mismos han muerto al menos a 80 militares estadounidenses.