27 de febrero de 2020
 
Publicado 26/11/2019 22:50:44CET

RDC confirma la muerte de cuatro personas durante el asalto a la base de la MONUSCO y los disturbios en Beni

Base de la MONUSCO en Beni, en Kivu Norte (este de RDC)
Base de la MONUSCO en Beni, en Kivu Norte (este de RDC) - REUTERS / STRINGER . - Archivo

MADRID, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de República Democrática del Congo (RDC) han confirmado este martes la muerte de cuatro personas en los incidentes registrados el lunes en la localidad de Beni (este), durante los que fue asaltada la base de la Misión de Naciones Unidas en República Democrática del Congo (MONUSCO) en la ciudad.

El comandante de la Policía Nacional en Beni, Safari Kazingufu, ha resaltado que seis personas fueron detenidas tras los disturbios, en los que fue incendiada la Alcaldía de Beni y la oficina de la MONUSCO en el barrio de Boikene.

Kazingufu ha manifestado además que 26 personas --15 policías, seis civiles y cinco militares-- resultaron heridos de gravedad durante los incidentes, según ha informado la emisora local Radio Okapi.

La emisora ha apuntado que las actividades siguen paralizadas en Beni y que los comercios, bancos y escuelas no han abierto sus puertas durante la jornada, en la que no se han registrado nuevos incidentes.

Las protestas estallaron a raíz de las últimas matanzas por parte de la milicia Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF), incluido un reciente ataque en Beni. Los manifestantes denuncian lo que consideran una acción insuficiente por parte del Ejército y la MONUSCO.

Según la web Kivu Security Tracker, que hace seguimiento de los actos de violencia en la región, desde el pasado 5 de noviembre al menos 77 civiles han muerto después de que el Ejército congoleño lanzara el 30 de octubre una ofensiva para desalojar de la región a las ADF.

Los manifestantes atacaron primero el edificio del Ayuntamiento de Beni, al que han prendido fuego, según los medios locales, tras lo cual se han dirigido hacia el barrio Boikene, donde tiene su base la MONUSCO y que está al lado del barrio en el que se produjo la última matanza.

Durante la jornada de este martes, el representante especial adjunto del secretario general de la ONU en RDC, François Grignon, ha recalcado que la MONUSCO "tiene un mandato de protección a los civiles e intentan cumplirlo lo mejor posible".

"Los dispositivos no son infalibles. Debemos trabajar juntos para reforzar su eficacia", ha argumentado, antes de agregar que "el redespliegue del Ejército en Beni va en buena dirección y permitirá reforzar la eficacia".

"Debemos recrear la capacidad de trabajar juntos para reducir estos ataques y lograr resultados comunes", ha manifestado Grignon, quien ha recalcado que "no hay otra solución" que "tener la máxima coordinación, una planificación común, emplear todos los medios a disposición y dar prioridad a la protección de los civiles".

Por su parte, la MONUSCO ha publicado en su cuenta en la red social Twitter una fotografía de un contingente de soldados bangladeshíes y marroquíes que "participan en extensas patrullas de largo alcance y actividades de sensibilización" contra las ADF en Ituri.

El jefe de la oficina de la misión en Beni, Omar Aboud, dijo el viernes que "entendía la frustración de la población" tras los recientes ataques y rechazó que los manifestantes atacaran a las tropas o instalaciones de la MONUSCO.

"Al hacer eso se ayuda de cierta forma a las ADF. Llamo a todos a la calma para que reine la seguridad y que podamos seguir ejecutando nuestro mandato en apoyo al Ejército y a la población", sostuvo.

Entretanto, el presidente del país, Félix Tshisekedi, presidió el lunes un consejo de seguridad de urgencia en el que se acordó instalar un cuartel general avanzado del Ejército en Beni, así como la realización de operaciones conjuntas con la MONUSCO, para garantizar la seguridad en la ciudad, según 7sur7.cd.