26 de febrero de 2020
 
Actualizado 17/10/2018 17:18:47 CET

RDC convoca al embajador angoleño por la expulsión de miles de inmigrantes congoleños

Agentes de la OIM con migrantes congoleños
REUTERS / REUTERS STAFF

KINSHASA, 17 Oct. (Reuters/EP) -

El Gobierno de República Democrática del Congo (RDC) ha convocado al embajador de Angola en Kinshasa por la expulsión de miles de trabajadores congoleños de las minas de diamantes de Angola, según ha informado este miércoles el ministro de Exteriores.

El Gobierno de RDC "condena las violaciones de los Derechos Humanos y la pérdida de vidas humanas provocadas por las expulsiones", dijo su portavoz, Lambert Mende, en un comunicado difundido por el Ejecutivo de Joseph Kabila a última hora del martes, haciendo así suyas las denuncias de los inmigrantes deportados.

Inmigrantes congoleños contaron a Reuters que al menos una decena de personas han muerto y miles han tenido que volver a RDC debido a una operación de limpieza que los militares angoleños, apoyados por milicianos tshowke, habrían llevado a cabo en la mina de diamantes de Lucapa.

El Gobierno del nuevo presidente de Angola, Joao Lourenço, ha puesto en marcha la 'Operación Transparencia' en la provincia de Lunda Norte, donde se encuentran la mayoría de las minas de diamantes, para acabar con su explotación ilegal y relanzar así la inversión extranjera en la antigua colonia portuguesa.

Un documento interno de la agencia de fronteras de RDC (DGM) confirmó que unas 200.000 personas cruzaron la frontera hacia la región de los Kasais en los primeros doce días de octubre. No obstante, los agentes del DGM consultados por Reuters advirtieron de que la cifra real es mayor porque muchos cruzan en vehículos en lugar de ir a pie.

Mende ha precisado este miércoles que al menos 28.000 congoleños han sido "brutalmente" expulsados, violando con ello un tratado bilateral sobre libertad de movimiento. El portavoz de la 'Operación Transparencia', Antonio Bernardo, ha negado tales abusos y ha sostenido que dicho acuerdo solo rige para visitas de hasta 48 horas.

El presidente de Angola, Joao Lourenço, habló el martes para indicar que la migración irregular vinculada a la explotación de las minas de diamantes ha alzando unos niveles "alarmantes" y defendió las acciones emprendidas para "ajustar cada vez más este mercado a las exigencias legales y aumentar los ingresos del Estado".

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) expresó el martes su preocupación por el deterioro de la situación humanitaria en la región congoleña de Kasai debido a las "expulsiones masivas" desde Angola en las últimas dos semanas.

"Las expulsiones masivas son contrarias a las obligaciones bajo la Carta Africana sobre Derechos Humanos y pedimos a ambas partes que respeten los derechos de los afectados. Sin esta cooperación, los retornos podrían crear fácilmente una crisis humanitaria en la ya frágil región de Kasai", ha subrayado la agencia de la ONU.