Los rebeldes lanzan cohetes contra la estratégica base rusa de Hmeimim, en Siria

La base militar rusa de Hmeymim
MINISTERIO DE DEFENSA RUSO - Archivo
Publicado 06/05/2019 20:38:39CET

MOSCÚ, 6 May. (EUROPA PRESS) -

La estratégica base aérea de Hmeimim, en Rusia, ha sido atacada este lunes con hasta 36 cohetes lanzados por las milicias rebeldes que sin embargo no han causado daños personales ni materiales, según ha informado el Ministerio de Defensa ruso.

"La base aérea de Hmeimim ha sido atacada dos veces durante el día con sistemas de lanzamiento múltiple de misiles, en la mañana y en la tarde", ha explicado el jefe del Centro para la Reconciliación en Siria, dependiente del Ministerio de Defensa ruso, Viktor Kupchishin.

En ambos casos el ataque procedía de la zona de Zawiya, provincia de Idlib, una región controlada por el grupo Hayat Tahrir al Sham, coalición integrada entre otras por la milicia de Al Qaeda en Siria, según Kupchishin.

El portavoz ruso ha explicado que los misiles eran guiados con ayuda de un dron. "Los ataques han sido repelidos por los sistemas de defensa de misiles. No hay daños ni víctimas en la base. Todos los puntos de lanzamiento han sido detectados y atacados por aviones de combate rusos y unidades de artillería del Ejército sirio", ha explicado.

Kupchishin ha subrayado que la situación en la zona se ha deteriorado gravemente con un número cada vez mayor de incumplimientos del acuerdo de alto el fuego obra de milicianos de Idlib.

Mientras, los rebeldes sirios han denunciado que el Ejército sirio y sus aliados han lanzado una ofensiva terrestre tras los intensos bombardeos de la aviación y el fuego de artillería del Ejército sirio y sus aliados de la semana pasada.

La violencia se ha concentrado en el límite suroriental del enclave, cerca de la localidad de Kafer Nabuda, ha explicado Nayi Mustafa, portavoz de la milicia del Frente Nacional de Liberación, apoyada por Turquía.

Desde el 28 de abril, más de 158.000 personas han huido de sus hogares ante la escalada de la violencia, ha asegurado el director de seguridad de la estadounidense Unión de Organizaciones de Atención y Ayuda (UOSSM), Ahmad al Dbis, a cargo de varias instalaciones sanitarias en la zona. "Si el régimen sigue avanzando así, habrá una catástrofe humanitaria mayor", ha subrayado.

Rusia llegó en septiembre a un acuerdo con Turquía, que apoya a algunos de los grupos rebeldes en Siria, para establecer una zona desmilitarizada en el enclave de Idlib, un gesto que evitó una gran ofensiva de las fuerzas del presidente sirio, Bashar al Assad. Esta zona desmilitarizada incluye partes de las vecinas provincias de Latakia, Hama y Alepo.

Contador