Actualizado 29/11/2012 18:42 CET

Los rebeldes sirios temen un ataque a gran escala ante la caída de las telecomunicaciones

Las fuerzas del régimen que preside Bashar al Assad
KHALED AL HARIRI / REUTERS

Los enfrentamientos alrededor de Damasco provocan la cancelación de vuelos de varias aerolínes "hasta nuevo aviso"

MADRID, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los Comités de Coordinación Local, un grupo rebelde sirio, han informado de que todo el sistema de telecomunicaciones ha sido suspendido en toda la capital y las afueras, así como en algunos bastiones rebeldes, como Hama, Homs y Deraa, lo que hace temer que suponga el inicio de un ataque a gran escala para acabar con la oposición.

Los Comités han expresado su temor a que el régimen haya inutilizado los servicios de telefonía e internet para iniciar un ataque a gran escala. Los Comités han pedido a la comunidad internacional que "avance para tomar decisiones prácticas que protejan a los civiles de los crímenes del régimen".

Por otro lado, grupos de rebeldes sirios se han enfrentado este jueves a las tropas del presidente sirio, Bashar al Assad, cerca del aeropuerto de Damasco, lo que ha provocado el corte de la principal carretera que une las instalaciones con la capital.

El director del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, Rami Abdelrahman, ha explicado a Reuters que los enfrentamientos se han producido a lo largo de la autovía que une el centro de Damasco con el aeropuerto y en otras zonas alrededor de la capital.

La aerolínea Emirates ha anunciado que suspende sus vuelos diarios a Damasco "hasta nuevo aviso". Aunque Egypt Air ha mantenido los vuelos por la mañana, esta tarde la compañía ha anunciado que se unía a Emirates y cancelaba los vuelos a la capital siria.

Varios activistas consultados por Reuters han informado de que también se han producido enfrentamientos en otras zonas de Damasco. El Ejército de Al Assad ha bombardeado los barrios de Kafr Souseh y Daraya, cercanos al centro y donde se ocultan grupos de rebeldes.

Los insurgentes han logrado diversos avances en su lucha contra el régimen sirio, lo que les ha permitido controlar varias regiones del norte y el este del país. Al menos 40.000 personas han muerto desde que comenzaron las manifestaciones en marzo de 2011 que fueron reprimidas por las fuerzas de seguridad sirias y que devinieron en enfrentamientos entre las tropas del régimen y grupos rebeldes.