Publicado 07/03/2021 15:19CET

Reino Unido inocula el coronavirus a pacientes sanos para mejorar el estudio del impacto de la enfermedad

Centro de vacunacion del coronavirus en Londres
Centro de vacunacion del coronavirus en Londres - Aaron Chown/PA Wire/dpa

LONDRES, 7 Mar. (DPA/EP) -

Reino Unido se ha convertido en el primer país del mundo en inocular la mínima dosis posible de coronavirus a pacientes sanos y sin vacunar como parte de un estudio para examinar con mayor precisión el impacto de la enfermedad que conlleva, la COVID-19, en el cuerpo humano, y su interacción con el entorno, según han confirmado fuentes del Ministerio de Sanidad.

Los primeros tests de este programa de ensayo clínico han comenzado el pasado sábado y tienen la intención final de "acelerar el desarrollo de vacunas y tratamientos contra la enfermedad".

Los pacientes son "adultos cuidadosamente escogidos, que resultarán expuestos al virus en un ambiente seguro y controlado". "Médicos y científicos trabajarán juntos para supervisar su evolución durante las 24 horas del día", ha añadido una portavoz.

Se trata de 90 voluntarios jóvenes y en buen estado de salud, con pocas posibilidades de desarrollar un caso grave de la enfermedad, habida cuenta además de la baja dosis que van a recibir.

Esta clase de estudios son habituales en el mundo de los patógenos. En años previos se han realizado pruebas similares con la gripe o la malaria, aunque los voluntarios sí que habían recibido antes tratamiento previo.