Reino Unido repatría los primeros 16 cuerpos de los vietnamitas hallados muertos en un camión en Essex

Publicado 27/11/2019 2:59:37CET
Camión con 39 muertos hallado en el condado de Essex
Camión con 39 muertos hallado en el condado de Essex - REUTERS / PETER NICHOLLS - Archivo

MADRID, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los primeros 16 cuerpos de los 39 vietnamitas hallados muertos a finales de octubre en un camión en el condado de Essex, en el sur de Inglaterra, han sido repatriados este miércoles a Vietnam, según ha informado el diario local 'VnExpress'.

Los cuerpos han llegado ya al aeropuerto de Noi Bai, en la ciudad capitalina de Hanói, desde donde serán trasladados por un convoy de ocho ambulancias a sus respectivas casas en las provincias de Nghe An, Ha Tinh y Quang Binh. El resto de los cuerpos serán repatriados posteriormente.

"Los líderes de los distintos distritos podrán acompañar el convoy. Por motivos de seguridad, los familiares de las víctimas no pueden hacerlo", ha indicado Bui Huy Cuong, un alto cargo del distrito de Can Loc.

Los familiares recibirán información específica antes de que los vehículos trasladen los cuerpos de las víctimas, de edades comprendidas entre 15 y 44 años, a las diferentes localidades.

Según señaló la Policía a principios de noviembre, las víctimas provenían de seis provincias: Haiphong, Hai Doung, Nghe An, Ha Tinh, Quang Binh y Hue. Ahora, sus familias tendrán que pagar los costes de la repatriación, una cuantía que asciende a unos 64.000 dong vietnamitas (2.500 euros), tal y como indican los datos del Ministerio de Exteriores.

Los cuerpos de los vietnamitas, 31 hombres y ocho mujeres, fueron hallados en un camión frigorífico el pasado 23 de octubre en la localidad de Grays, en Essex, después de que este llegara a Purfleet proveniente del puerto belga de Zeebrugge.

El conductor del vehículo, Maurice Robinson, un hombre de 25 años originario de Irlanda del Norte, ha sido imputado y acusado de 39 cargos de homicidio. El joven fue detenido tras descubrirse los cuerpos.

La mayoría de los migrantes hallados muertos eran recolectores de arroz en su provincia natal de Nghe An, convertida en centro de tráfico de personas en el país desde que hace dos años fuera escenario de uno de los mayores desastres medioambientales de la historia del país; el provocado por la metalúrgica taiwanesa Formosa Plastics con un vertido que contaminó las aguas de la costa y acabó con la pesca.

Otras víctimas parecen proceder de la cercana provincia de Ha Tihn, afectada por un éxodo que se ha prolongado durante los primeros ocho meses de este año, durante los que 41.000 personas han abandonado la región para buscar trabajo.

Contador

Para leer más