Una relatora de la ONU pide a Malasia que prohíba los matrimonios infantiles en el país

Publicado 01/10/2018 19:04:14CET

MADRID, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

La relatora especial de la ONU sobre Explotación Sexual Infantil, Maud de Boer-Buquicchio, ha reclamado este lunes a las autoridades de Malasia que prohíban los matrimonios infantiles y ha pedido que las leyes se ajusten a las normas internacionales, con la edad mínima establecida en los 18 años.

"El matrimonio de estas niñas deriva en violencia doméstica y en ocasiones sus motivos son totalmente inadecuados", ha dicho, antes de reconocer que aplicar por ley el mínimo de 18 años sería difícil en el país por su sistema legal.

"Debe haber reformas legales para hacer frente a los vacíos legales", ha manifestado, antes de recalcar que el problema principal son las estructuras patriarcales y las actitudes existentes en Malasia hacia este asunto.

Así, De Boer-Buquicchio ha indicado que "las niñas y las mujeres son entregadas como un bien, ignorando sus sentimientos y deseos", según ha recogido el portal local de noticias Free Malaysia Today.

"Existe la necesidad de cambiar la mentalidad entre todos los malasios para continuar erradicando las muchas violaciones de los Derechos Humanos, a partir del principio de no discriminación", ha sostenido.

El gobierno del primer ministro, Mahathir Mohamad, ha prometido elevar la edad legal para el matrimonio hasta los 18 años, lo que ha provocado críticas por parte de líderes musulmanes conservadores.

En Malasia, la edad mínima legal para el matrimonio según la ley civil para ambos géneros son los 18 años, si bien las niñas pueden casarse a los 16 con el permiso del ministro principal del estado, mientras que la ley islámica fija los 16 años como mínimo, si bien hay matrimonios entre niñas aún menores con el permiso de un tribunal de la 'sharia'.

Las estadísticas del gobierno recogen 5.000 solicitudes de matrimonio que implicaban a menores ante tribunales de la 'sharia' entr e0213 y 2017, tal y como ha informado la agencia británica de noticias Reuters. "Es momento de ser firmes. La voluntad política está ahí, pero la cuestión es cómo llegar a todas las entidades", ha remachado De Boer-Buquicchio.