Relatora de la ONU reclama a Irak que el procesamiento de líderes de Estado Islámico sea "justo y riguroso"

Bandera de Estado Islámico en un muro de Mosul
REUTERS / ALAA AL-MARJANI - Archivo
Publicado 04/04/2019 14:01:47CET

Pide que las víctimas puedan declarar en los juicios y que se investiguen todos los crímenes

MADRID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

La relatora de Naciones Unidas sobre Ejecuciones Arbitrarias, Sumarias y Extrajudiciales, Agnes Callamard, ha reclamado a las autoridades de Irak que garanticen que los líderes del grupo terrorista Estado Islámico que han sido detenidos son sometidos a un proceso judicial "justo y riguroso".

En un comunicado, la relatora ha subrayado que las autoridades de Irak deben garantizar que el procesamiento de líderes de Estado Islámico se desarrolla de manera rigurosa, justa y transparente y que incluye la participación de las víctimas en el juicio, por considerar que las condenas apresuradas y "colectivas" a penas de muerte no hacen ningún servicio a Irak.

"El Gobierno de Irak debería adoptar las medidas adecuadas para perseguir los crímenes cometidos contra el pueblo iraquí, incluidos los supuestos de genocidio, crímenes contra la Humanidad y crímenes de guerra", ha dicho Callamard. A su juicio, "se deberían respetar las garantías de un juicio justo, garantizar la participación de las víctimas y defender el derecho a la verdad".

Naciones Unidas ha indicado que el 30 de octubre de 2018 cuatro hombres vinculados a la dirección de Estado Islámico fueron condenados a muerte por el tribunal penal de Karj en Bagdad y ha recordado que, a pesar de que los acusados reconocieron en el juicio que podrían haber sido responsables de graves violaciones de los Derechos Humanos y del Derecho Internacional Humanitario, no se presentaron más cargos en su contra ni se investigaron esos hechos.

"Por lo menos, los fiscales iraquíes deberían haber presentado cargos adicionales con el Código Penal, cargos como asesinato, tortura y desaparición, contra los acusados con el propósito de la rendición de cuentas", ha afirmado la relatora especial de Naciones Unidas.

La ONU ha denunciado que en el juicio no se contó con la participación de las víctimas que sufrieron esos crímenes, que podrían haber declarado en calidad de testigos. Callamard ha subrayado que el derecho a la verdad en casos de violaciones de Derechos Humanos, incluidas las masivas violaciones del derecho a la vida, es un derecho "autónomo e inalienable".

También ha reivindicado el derecho de las víctimas a la participación en los procesos contra los autores de los crímenes, reconocido por la legislación internacional y también en el marco de la legislación de lucha antiterrorista. "No hay justicia que se imparta en secreto", ha afirmado. "No hay verdad en un proceso acelerado e injusto", ha añadido.

Callamard ha asegurado que el juicio a estos cuatro dirigentes de Estado Islámico debería representar "una importante oportunidad para que las víctimas, sus familias y los testigos denuncien su sufrimiento y sean escuchados". "El juicio debería haber arrojado luz sobre las acciones de Estado Islámico y crear un registro judicial crucial de los crímenes de Estado Islámico contra el pueblo", ha asegurado.

Callamard también ha expresado su preocupación por la posibilidad de que no se hayan respetado los estándares internacionales durante el proceso judicial a los cuatro dirigentes de Estado Islámico. En este sentido, ha indicado que se podrían haber vulnerado garantías en el proceso judicial, como la falta de acceso a un abogado durante el arresto y la detención.

La relatora especial de la ONU ha asegurado que si se aplica la pena de muerte a los procesados, esa medida podría equivaler a una "ejecución arbitraria". "Una semana después de la reivindicación de la victoria militar frente a Estado Islámico en Siria y catorce meses después de una reivindicación similar en Irak, ha llegado ahora el momento de centrarse en la justicia transicional, en impartir justicia y verdad para todas las víctimas que han sufrido durante años esa horrible violencia", ha afirmado.

Callamard ha dejado claro que Irak "tiene una oportunidad histórica de ejercer el liderazgo necesario", "pedir mecanismos de justicia regional y solicitar el apoyo y la contribución de los países de la coalición" para juzgar los crímenes de Estado Islámico.

La relatora especial de Naciones Unidas visitó Irak en 2017 y presentó en junio de 2018 su informe ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas. En su estudio, solicitó que se investigaran los crímenes cometidos de acuerdo con el Derecho Internacional.

Contador

Para leer más