Representantes de México y EEUU se reunirán la próxima semana tras la polémica sobre los cárteles

Publicado 29/11/2019 16:38:18CET
Andrés Manuel López Obrador
Andrés Manuel López Obrador - Guillermo Granados/NOTIMEX/dpa

CIUDAD DE MÉXICO, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

Representantes de los gobiernos de México y Estados Unidos se reunirán la próxima semana para discutir los planes del inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump, de incluir a los cárteles mexicanos en la lista de organizaciones terroristas.

Trump desveló el martes su intención de dar este paso, para estupor del vecino del sur. El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, que ha alertado en contra de un eventual "intervencionismo", ha dejado el tema en manos de su ministro de Exteriores, Marcelo Ebrard.

El jefe de la diplomacia mexicana ha confirmado este viernes en rueda de prensa que, para "la semana entrante", se ha fijado una "reunión de alto nivel" con el fiscal general de Estados Unidos, William Barr. A falta de concretar fecha y lugar, Ebrard ha asegurado que Washington ha respondido de forma "positiva" a la posibilidad de que sea en México.

"Lo que necesitamos para hacer frente a las organizaciones es cooperación mutua y no antagonismo entre los dos países, porque eso no nos va a llevar a nada", ha insistido Ebrard, según el periódico 'Milenio'.

La ira de Trump tiene su origen en el ataque a principios de mes contra la familia LeBarón, miembros de una comunidad mormona afincada en México, cerca de la frontera con Estados Unidos. Según Ebrard, López Obrador "encabeza la indignación respecto a estos hechos y a todo lo que ha venido sucediendo con desapariciones".

El presidente mexicano espera convencer a su homólogo estadounidense de que su país puede actuar sin injerencias. "Vamos a convencer al Gobierno de Estados Unidos de que podemos los mexicanos hacer justicia, y que queremos mantener siempre una relación de cooperación y de respeto", ha apuntado López Obrador en su comparecencia diaria ante los medios.

En este sentido, ha advertido de que no permitirá la presencia de extranjeros armados en territorio mexicano y, "en el caso remoto" de que la soberanía de México pueda verse amenazada, se reserva el derecho de actuar "en el marco de las leyes internacionales". "Lo veo improbable", ha apostillado.

Contador