Los residentes de Fiyi repueblan los manglares para combatir el cambio climático

Los residentes de Fiyi repueblan los manglares para combatir el cambio climático
REUTERS / BAZUKI MUHAMMAD
Actualizado 04/12/2017 17:20:20 CET

SUVA, 4 Dic. (Thomson Reuters Foundation/EP) -

Un grupo de residentes encabezados por Jim Tuimoce han plantado en hileras diversas especies vegetales para mantener los manglares y combatir la subida de los niveles del mar en la bahía de Laucala, una localidad ubicada en la capital de Fiyi, Suva.

Tuimoce, de 28, ha vivido con siete familias de esta localidad costera en la que aún utilizan canoas tradicionales para pescar y ha explicado que mantener los manglares también ayuda a para proteger el suelo y evitar una mayor erosión. Fiyi es especialmente vulnerable al cambio climático ya que algunas de sus 300 islas corren el riesgo de sufrir las consecuencias de una subida del nivel del mar.

La atención mundial que existe sobre los manglares se debe a su efectividad a la hora de absorber el carbono de la atmósfera, uno de los principales causantes del cambio climático, además de tratarse de formaciones vegetales que sustentan la industria pesquera y favorecen la vida de diversas especies marinas.

Los expertos han asegurado que los ecosistemas ricos en manglares pueden almacenar entre dos y cuatro veces más de carbono que otros bosques tropicales, lo que ayuda a reducir los gases contaminantes en la atmósfera, frenan la erosión del suelo y protegen a la población de los posibles tsunamis y tormentas tropicales.

El experto en manglares y profesor asociado de la Universidad del Sur del Pacífico, Joeli Veitayaki, ha afirmado que los manglares son la "única" formación vegetal capaz de "soportar el movimiento diario de las olas y adaptarse a las zonas costeras", al tiempo que ha destacado que por esa razón "son tan importantes".

Este especialista en plantación de manglares, que además instruye a la población de comunidades costeras como Korova acerca de la utilidad de las plantas, ha subrayado que si los manglares no se encuentran en una zona determinada de forma natural "al menos se debería intentar plantarlos".

INTENTAR CONTROLAR EL CAMBIO CLIMÁTICO

Veitayaki ha advertido de que los manglares contribuyen a frenar los afluentes de agua, lo que disminuye el riesgo de sufrir inundaciones, al tiempo que atraen a especies como tortugas, cangrejos, peces o langostas. Tuimoce ha lamentado no haber sabido esto hace diez años, cuando se eliminaron muchos manglares para permitir el tránsito de más canoas.

"Cortamos los manglares y ahora estamos pagando el precio. Antes teníamos cangrejos y peces aquí, pero se han ido", ha declarado durante una visita organizada por las ONG Civicus y la Asociación de Organizaciones No Gubernamentales de las Islas del Pacífico (PIANGO, por sus siglas en inglés).

Hace un mes, las autoridades de Fiyi anunciaron que están planeando el traslado de unos 40 pueblos costeros a zonas más elevadas como medida preventiva ante el riesgo a sufrir inundaciones. Asimismo, el Gobierno ha asegurado que está trabajando en medidas de ayuda a los futuros migrantes que tengan que dejar sus hogares en otras islas cercanas debido a la subida de los niveles del mar.

Datos de Naciones Unidas han puesto de manifiesto que a nivel mundial, los niveles del mar se han elevado unos 26 centímetros desde el siglo XIX, lo que ha provocado el derretimiento de los glaciares y, por ende, una mayor expansión de los mares, que para el año 2100 podrían elevarse hasta un metro.

No obstante, a pesar de que la plantación de manglares contribuye a luchar contra la subida de los niveles del mar, Tuimoce ha manifestado su temor a que la tradición pesquera de la región se pierda.

Tuimoce ha advertido de que si esta medida se extiende al resto del país no puede garantizar que se mantengan tradiciones como "salir en canoas y enseñarle a los jóvenes a navegar".

Por último, ha destacado que el cambio climático es un asunto relevante en Fiyi, al tiempo que ha resaltado que "todo el mundo se está concienciando de la importancia de intentar controlar el cambio climático".