Los residentes de Pekín cuestionan la decisión de China de emitir alerta por contaminación

Publicado 19/12/2015 6:52:41CET
REUTERS

PEKÍN, 19 Dic. (Reuters/EP) -

La capital de China, Pekín, espera desde este mismo sábado vivir cuatro días con importantes niveles de contaminación, sin embargo los residentes de la capital han comenzado a cuestionar al Gobierno por tomar la decisión de emitir la alerta de polución más alta, si en realidad el nivel de polución ha sido inferior al previsto.

China advirtió el viernes a los residentes de gran parte del norte del país para que se prepararan para la llegada de una importante ola de contaminación durante el fin de semana, la peor que podría golpear la capital, por lo que elevó su alerta de contaminación a roja por segunda vez en la historia.

Una alerta roja se establece cuando el Gobierno cree que la calidad del aire sobrepasará el nivel 200 de un índice de calidad que evalúa diferentes contaminantes durante al menos tres días. El Gobierno de Estados Unidos considera cualquiera por encima del 200 un nivel "poco saludable".

Sin embargo, durante la mañana del sábado el Centro de Supervisión Medioambiental Municipal de Pekín ha registrado una calidad del aire en un nivel en torno a 104.

"Hoy tengo que trabajar. ¿Y dónde está el humo?", ha escrito un residente de la capital en su red social Weibo, el equivalente chino de Twitter. "La contaminación no es tan mala. ¿Por qué tenemos que tener restricciones para conducir?", ha preguntado otra persona.

La alerta roja supone la recomendación de cierre de escuelas, la prohibición de construcción al aire libre y la retirada de la mitad de los vehículos. Este nivel se ha activado por segunda vez después de que la semana pasada se criticara que los altos niveles de contaminación no provocaran que se activara esta alarma.

TRES DÍAS

El departamento medioambiental de la capital ha indicado que la alerta roja durará desde las 07.00 horas de la mañana del sábado hasta la medianoche del martes. No obstante, dado que la contaminación no es tan severa como se predecía, el Centro Nacional Meteorológico ha emitido alertas amarillas para partes de la ciudad y algunas zonas de alrededor.

Entre estas zonas se encuentran el sur de Pekín, el centro de Hebei, el norte de Henan o el oeste de Shandong, que podían verse afectadas por importantes niveles de humo que empezarían a disiparse el miércoles.

El centro ha pedido, además, que se tomen medidas de protección adicionales y que los que sufren de enfermedades respiratorias eviten salir a la calle o que si lo hacen, lo hagan con máscaras.

Para leer más