Actualizado 17/02/2007 18:25 CET

Rice expresa "esperanza" con un nuevo plan de seguridad en Bagdad que será "un incentivo" para Al Maliki

BAGDAD, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

La secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, consideró hoy durante su visita sorpresa a Bagdad, que la nueva ofensiva contra los grupos armados en la capital funcionará como un incentivo político para reforzar el Gobierno del primer ministro Nuri Al Maliki y que traerá a la capital "nueva esperanza y optimismo".

Sin embargo, Rice añadió que todavía es demasiado pronto para saber si la operación puede funcionar, aunque no escatimó elogios al Gobierno iraquí por la promoción del nuevo plan que han realizado entre la población, y por la capacidad de apoyo de las fuerzas iraquíes.

Antes de reunirse con Al Maliki, la secretaria tuvo palabras sobre la respuesta negativa de la Cámara de Representantes a la nueva estrategia del presidente estadounidense, George W. Bush, en Irak.

"Creo que el debate en Washington es una indicación de las preocupaciones que tiene el pueblo americano sobre el éxito que podríamos tener (en Irak) si el Gobierno (iraquí) no hace lo que ha dicho que hará", señaló la secretaria, en relación a las peticiones realizadas por Estados Unidos, que solicita constantemente al Al Maliki que lleve a cabo progresos de índole económica y política en el país.