Actualizado 28/11/2012 10:22 CET

Rice: la información sobre el ataque al consulado de Benghazi fue "incorrecta"

La embajadora de Estados Unidos en la ONU, Susan Rice
Reuters

WASHINGTON, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

La embajadora estadounidense en Naciones Unidas, Susan Rice, ha admitido este martes que la información que dio públicamente poco después del ataque perpetrado el pasado 11 de septiembre contra el consulado del país norteamericano en la ciudad de Benghazi, ubicada en el este de Libia, era "incorrecta".

"La información proporcionada por los servicios de Inteligencia y su valoración inicial eran incorrectas en un aspecto clave: no hubi ninguna manifestación o protesta en Benghazi", ha dicho Rice a los medios de comunicación, según informa la cadena británica BBC.

"Aunque, desde luego, desearía que hubiéramos tenido la información correcta justo unos días después del ataque terrorista, es habitual que la información de los servicios de Inteligencia evolucione", ha añadido.

En declaraciones anteriores, Rice ya había aclarado que las explicaciones que dio sobre el atentado contra el consulado de Benghazi estaban basadas en la "información preliminar" que le habían proporcionado los servicios de Inteligencia.

La representante en la ONU ha hecho estas declaraciones después de reunirse este martes, junto al director interino de la CIA, Michael Morell, con un grupo de legisladores republicanos, entre ellos, John McCain, Lindsey Graham y Kelly Ayotte, para hablar del asalto a la oficina consular.

A pesar de las explicaciones de Rice, McCain ha dicho que "ahora están más perturbados que antes por muchas de las respuestas que han obtenido y por las que no". Tanto Graham como Ayotte han suscrito las palabras del ex candidato presidencial.

No obstante, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, ha asegurado que "no han quedado preguntas sin responder" en la reunión de Rice y Morell con los congresistas republicanos, y ha acusado a estos últimos de estar obsesionados con este caso.

Los legisladores republicanos critican a Rice porque apenas cinco días después del ataque contra la oficina consular la representante en la ONU concedió varias entrevistas televisivas, en las que explicó que, de acuerdo con las primeras informaciones, fue un ataque espontáneo.

La oposición se ha basado en estas declaraciones y en las de otros miembros y portavoces del Gobierno para acusar a la Casa Blanca de ocultar información sobre el ataque contra la oficina consular para no perder las elecciones presidenciales del pasado 6 de noviembre.

Sin embargo, Obama ya aclaró en los debates electorales que tuvo con el candidato republicano, Mitt Romney, que en su primera comparecencia ante los medios de comunicación para informar sobre el ataque a la oficina consular ya habló de "acto terrorista".

NUEVO GOBIERNO

Las críticas a Rice obedecen a la oleada de rumores que apuntan a que podría ser la sucesora de Hillary Clinton como jefa del Departamento de Estado, aunque también se ha especulado con el nombramiento para este cargo del ex candidato presidencial John Kerry.

Obama todavía no ha revelado ninguno de los posibles miembros de su nuevo Gobierno, sin embargo, en el marco de la ofensiva republicana contra Rice, ha advertido de que, si cree que es la mejor persona para desempeñar el cargo, la nominará con independencia de la oposición.

Una vez que el inquilino de la Casa Blanca designe a los miembros de su Ejecutivo, cada uno de ellos deberá ser ratificado en el cargo por el Senado, donde el Partido Demócrata cuenta con una tímida mayoría. La Cámara de Representantes, dominada por los republicanos, no interviene en este proceso.