Publicado 02/12/2021 17:29CET

El riesgo de una escalada militar en Ucrania marca una tensa reunión entre Blinken y Lavrov

Antony Blinken y Sergei Lavrov, reunidos en Estocolmo
Antony Blinken y Sergei Lavrov, reunidos en Estocolmo - -/Russian Foreign Ministry/dpa

Washington insiste en que habrá "graves consecuencias" en caso de ataque ruso y Moscú aboga por dejar a Ucrania fuera de "juegos geopolíticos"

MADRID, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, y el ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, han mantenido este jueves una reunión que ha evidenciado las tensión latente en torno a Ucrania, donde Washington teme un ataque inminente que, como ha vuelto a recalcar este jueves, tendría "graves consecuencias".

Ambos ministros han coincidido en Estocolmo, con motivo de la reunión de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE). Este cara a cara llega en un "momento crítico", en palabras de Blinken, que lleva días denunciando los movimientos de tropas y equipos rusos cerca de la frontera ucraniana.

El secretario de Estado norteamericano no oculta su "preocupación" por esta nueva "agresión" y, si bien ha defendido la diplomacia para resolver el conflicto en el este de Ucrania, también ha dejado claro que Estados Unidos y sus aliados no dudarán en "imponer costes significativos" si Rusia opta por la "escalada militar", según un comunicado de su oficina.

Blinken "ha instado a Rusia a replegar sus fuerzas" y a trabajar en favor de los Acuerdos de Minsk, concebidos en su día para poner fin al conflicto bélico que se desató en 2014 en regiones separatistas del este de Ucrania. En este sentido, ha abogado por un alto el fuego en la zona, informa el Departamento de Estado.

Por su parte, el Gobierno ruso ha vuelto a expresar su temor a un incremento de la presencia militar de la OTAN en el este de Ucrania y ha puesto sobre la mesa también la posibilidad de que haya "graves consecuencias" si se ignoran sus "preocupaciones legítimas" y Ucrania termina en medio de "los juegos políticos de Estados Unidos".

El Ministerio que dirige Lavrov ha esgrimido que Rusia podría verse "obligada" a "enderezar el equilibrio estratégico-militar", según una nota recogida por la agencia de noticias rusa Sputnik al término del encuentro, que habría durado en torno a media hora. Moscú reclama "garantías de seguridad a largo plazo" a Washington.

RIESGO "ALTO" DE GUERRA

Blinken, de hecho, cree que hay una campaña de "desinformación" orquestada desde Moscú para argumentar que Ucrania representa algún tipo de "amenaza". Así, y frente a las sospechas rusas, ha recalcado en rueda de prensa que Kiev "no busca una confrontación que justifique una intervención militar" del país vecino.

El portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, ha asegurado que el riesgo de guerra en Ucrania sigue siendo "alto", una posibilidad que atribuye a las autoridades ucranianas. Peskov ha asegurado que no descartan el inicio de acciones bélicas contra los rebeldes del Donbás y que, por tanto, "la situación sigue tensa".

Sobre la posibilidad de conversaciones directas entre Kiev y Moscú, el portavoz de la Presidencia rusa ha acusado a la otra parte de incurrir en "contradicciones", ya que considera que están incumpliendo los Acuerdos de Minsk.

Para leer más