Publicado 06/01/2020 14:42CET

Rivlin dice que le sorprendió la decisión de Netanyahu de pedir inmunidad parlamentaria en Israel

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu
El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu - Ilia Yefimovich/dpa - Archivo

MADRID, 6 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Israel, Reuven Rivlin, se ha mostrado este lunes sorprendido por la decisión del primer ministro, Benjamin Netanyahu, de pedir inmunidad parlamentaria tras ser imputado por corrupción.

"La fe en el sistema legal está en el centro de nuestra capacidad para vivir una vida democrática", ha sostenido el mandatario durante una conferencia organizada por el diario israelí 'Yedioth Ahronoth'.

Netanyahu anunció la semana pasada que solicitaría la inmunidad para evitar ser procesado en el marco de las tres causas abiertas en su contra por sobornos, fraude y violación de la confianza.

"Compareceré ante los tribunales para desmontar todas las acusaciones infundadas contra mí. La ley de inmunidad busca proteger a los funcionarios públicos de acusaciones falsas y garantizar que son capaces de servir a los ciudadanos conforme a la voluntad de la población, no de los burócratas", sostuvo.

El primer ministro aseguró que con su solicitud de inmunidad no busca evadir a la justicia, ya que solo durará el tiempo que dure el mandato del Parlamento actual.

No obstante, dada la situación de bloqueo actual, la prensa israelí apunta como poco probable que se produzca una votación en la que se dé a Netanyahu la inmunidad, para lo cual necesitaría los votos favorables de 61 de los 120 diputados.

El fiscal general israelí, Avichai Mandelblit, había enviado la imputación contra Netanyahu al presidente del Parlamento el pasado 2 de diciembre, lo que daba al mandatario 30 días para solicitar su inmunidad. Si no la pedía, la imputación habría sido presentada ante un tribunal competente en Jerusalén, pero al haberlo hecho el proceso queda en suspenso.

"INTENTO DE GOLPE"

Tras el anuncio de la imputación, Netanyahu habló de un "intento de golpe" contra él y dijo que el proceso "está contaminado por intereses extranjeros con el objetivo de derrocar a un primer ministro derechista".

Así, subrayó que "es un día triste" y que "uno tiene que estar ciego para no ver que algo malo está pasando en el sistema legal". En este sentido, pidió "investigar a los investigadores" por lo que ha descrito como "casos infectados".

Pese a ello, un día después dijo que respetará el fallo. "Por supuesto, quiero dejar claro que todo este proceso será decidido en los tribunales", manifestó. "Aceptaremos la decisión del tribunal, no hay duda de eso", zanjó.

El más grave de los casos contra Netanyahu es el caso 4000, en el que hará frente a cargos por sobornos, fraude y violación de la confianza por impulsar regulaciones que beneficiaron al accionista mayoritario del grupo Bezeq, Shaul Elovitch, a cambio de una cobertura favorable del portal Walla.

En el caso 1000, el primer ministro será imputado por fraude y violación de la confianza por recibir regalos ilícitos valorados en 700.000 shekels (cerca de 183.000 euros) a cambio de favores.

Por otra parte, en el caso 2000 ha sido imputado por fraude y violación de confianza por acordar con 'Yedioth Ahronoth' para debilitar al diario de la competencia Israel Hayom --favorable a Netanyahu-- a cambio de una cobertura más favorable al primer ministro en el primer medio.

Para leer más