Rumanía presenta este martes al resto de países sus prioridades al frente de la UE en medio de gran desconfianza

Banderas de Rumanía y la UE
REUTERS / INQUAM PHOTOS
Publicado 07/01/2019 19:05:33CET

BRUSELAS, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno rumano presentará este martes al resto de países de la Unión Europea las prioridades de su presidencia semestral al frente del Consejo de la Unión Europea en medio de una notable desconfianza sobre su capacidad y deriva autoritaria.

Rumanía, que vivió bajo el régimen comunista entre 1965 y 1989 y entró en la Unión Europea en enero de 2007 en el marco de la ampliación del bloque a los países del este, asume por primera vez en su historia las riendas del Consejo de la Unión. Su presidencia estará marcada sin duda por desafíos como la salida de Reino Unido del bloque y las próximas elecciones europeas en mayo y la necesidad de poner en marcha una acción coordinada para garantizar su legitimidad y combatir ciberataques, campañas de desinformación u otras actividades.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, expresó a finales de año sus dudas sobre la capacidad de Rumanía para asumir en enero la Presidencia rotatoria del Consejo de la Unión Europea al entender que el Gobierno socialdemócrata rumano estaría más centrado en sus intereses nacionales que en los comunitarios, debido a la situación conflictiva interna en el Gobierno.

El Gobierno rumano del Partido Social Demócrata superó el pasado 20 de diciembre una moción de censura en el Parlamento con la que la oposición quería exponer las supuestas amenazas contra el Estado de Derecho y la estabilidad económica.

"Técnicamente están bien preparados desde hace seis meses pero creo que el Gobierno de Bucarest aún no comprende lo que significa presidir la Unión Europea", subrayó Juncker a finales de diciembre en una entrevista al 'Welt am Sonntag'.

Juncker recordó a Bucarest la necesidad de "escuchar a los demás" y "dejar de lado las preocupaciones propias", admitiendo "algunas dudas" al respecto y subrayó la importancia de contar con "un frente unido en casa para promover la unidad de Europa durante la Presidencial del Consejo".

La Comisión Europea ha denunciado además "la regresión" en la independencia judicial y en materia de lucha contra la corrupción en Rumanía en el último año y ha reclamado al Gobierno rumano que, entre otros, suspenda la aplicación de su polémica reforma judicial, que ha generado una enorme polémica en el país y ha dominado la agenda política desde la llegada al poder de los socialdemócratas a principios de 2017.

"Entendemos muy bien nuestra misión y las expectativas. Estamos comprometidos y haremos todo posible dada la situación en los próximos meses", ha subrayado una fuente diplomática del Gobierno rumano, que ha rechazado valorar las críticas de Juncker. "Estamos muy preparados para asumir esta responsabilidad importante. Todo está en su sitio", ha insistido la fuente.

El Ejecutivo comunitario ha justificado este lunes sus llamamientos a los dirigentes y fuerzas políticas en Rumanía para que "haya un grado de consenso político" para facilitar "el éxito" de su Presidencia y ha insistido en su "voluntad de trabajar con el Gobierno rumano" para que ésta sea "un éxito", al tiempo que ha confiado en que los intercambios que mantendrán los Ejecutivos comunitario y rumano este jueves y viernes en Bucarest para abordar la presidencia rumana "serán muy constructivas" y "positivas".

"Esta presidencia llega en un momento crucial. Se necesitará unidad, liderazgo y responsabilidad", ha subrayado el portavoz principal comunitario, Margaritis Schinas, que ha rechazado polemizar al ser preguntado por la doble vara del Ejecutivo comunitario por su falta de críticas a la anterior Presidencia austriaca por contar con un partido de extrema derecha en el Gobierno y su decisión de desmarcarse del Pacto Global por la Inmigración de la ONU.

Las prioridades del Gobierno rumano, cuyo lema para su Presidencia es "cohesión, valor común europeo", girarán en torno a cuatro pilares como son promover la convergencia de Europa, una Europa más segura, un mayor papel global para la Unión Europea y la Europa de los valores. Uno de los momentos eselares de su Presidencia será la cumbre informal de Sibiu prevista para el 9 de mayo, cuyo objetivo, según ha avanzado una fuente diplomática, es "comenzar la reflexión sobre la agenda estratégica de la UE" para los próximos años.

Entre sus prioridades concretas, Bucarest se ha marcado la necesidad de avanzar el máximo posible en las negociaciones del próximo presupuesto multianual europeo -el cual sufrirá un recorte inevitable por el Brexit_ e insiste en la necesidad de garantizar la igualdad de oportunidades de desarrollo entre países en el caso del primer pilar y avanzar en una respuesta conjunta a desafíos de seguridad como la inmigración y la gestión de las fronteras, el terrorismo, la radicalización o las ciberamenazas en el caso del segundo pilar.

Por lo que se refiere al objetivo de reforzar a la UE como actor global, la Presidencia rumana pondrá el acento en la necesidad de avanzar en el refuerzo de las capacidades de defensa y el proceso de ampliación a los Balcanes y también se ha comprometido a promover iniciativas por "el cambio democrático, garantizando la solidaridad, la igualdad de género, la justicia social" y "combatir el racismo, la xenofobia, el antisemitismo y el populismo" para apuntalar la Europa de los valores.

Contador