Actualizado 09/12/2007 23:34 CET

R.Unido.- Detienen a la esposa del hombre que fue dado por muerto y ha reaparecido cinco años después

MANCHESTER (REINO UNIDO), 9 Dic. (EP/AP) -

La Policía británica detuvo hoy a Anne Darwin, esposa de John, el hombre que está acusado de fingir su propia muerte para defraudar a su compañía de seguros, por su presunta complicidad, según informó la propia Policía.

Anne Darwin fue detenida en el aeropuerto de Manchester tras llegar en un vuelo procedente de Atlanta, Estados Unidos. La mujer había estado viviendo en Panamá, pero salió de ese país el pasado miércoles.

Su esposo, John Darwin, había sido declarado muerto tras desaparecer durante un accidente de su yate registrado hace cinco años, pero esta misma semana llegó a una comisaría de Londres diciendo tener amnesia. Tras haber sido interrogado por la policía, fue acusado de fraude y de mentir para obtener un pasaporte falso. Comparecerá ante un tribunal mañana lunes.

Anne Darwin, por su parte, fue transferida a Cleveland, una región situada a unos 400 kilómetros al norte de Londres, donde probablemente será interrogada mañana en el marco de la investigación.

La Policía asegura que John Darwin tramó un complejo fraude para pagar las deudas de la familia.

Dos diarios británicos informaron ayer sábado de que Darwin pasó gran parte de los últimos cinco años oculto en una pequeña habitación detrás de un armario de su casa del nordeste de Inglaterra.

Anne Darwin explicó que la pareja tenía decenas de miles de euros en deudas por el fracaso de su negocio de alquiler de apartamentos, según informaron el 'Daily Mail' y el 'Daily Mirror'.

"John dijo que solamente había una salida para la situación, y era simular su muerte. Yo le rogué que no lo hiciese, le dije que estaba mal", dijo la mujer.

John Darwin desapareció en marzo del 2002 tras salir en su yate al Mar Negro, de acuerdo con su esposa. Los restos de su embarcación fueron hallados más adelante en una playa, y Darwin fue declarado muerto al año siguiente.

Los periódicos informaron de que Anne Darwin no creía que su marido fuese a ejecutar el plan y que ella creyó de verdad que él había muerto. Pero un año más tarde, John Darwin se presentó ante su puerta, dijo la mujer.

Anne Darwin dice que su esposo la presionó para que mantuviese su reaparición en secreto de forma que él fuese declarado muerto. Eso le permitió cobrar 25.000 libras esterlinas (34.600 euros) en seguro de vida y pagar sus deudas.