Actualizado 16/03/2022 12:20

Rusia asegura que las sanciones contra Biden no implican una negativa a mantener contactos

Archivo - El portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov.
Archivo - El portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov. - Ralf Hirschberger/dpa-Zentralbil - Archivo

Sigue en directo las últimas noticias sobre la guerra en Ucrania

MADRID, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, ha asegurado este miércoles que las sanciones impuestas contra Estados Unidos y, especialmente contra el presidente, Joe Biden, no implican una negativa a mantener contactos y negociaciones.

"De ser necesario, estos contactos pueden reanudarse. La imposición de sanciones no implica que se descarten", ha aseverado Peskov durante una rueda de prensa, según ha informado la agencia Interfax.

Así, ha explicado que las sanciones en cuestión ha sido previamente acordadas con el presidente ruso, Vladimir Putin, que las ha considerado pertinentes. "Ciertamente esto cuenta con su aprobación", ha dicho.

Sin embargo, ha confirmado que Putin y Biden no han mantenido conversaciones últimamente. "No se han comunicado", ha matizado un día después de que Moscú anunciara la imposición de sanciones contra Biden y otros altos cargos del Gobierno, como el secretario de Estado, Antony Blinken.

Según un comunicado del Ministerio de Exteriores ruso, entre los sancionados figuran también el secretario de Defensa, Lloyd Austin; el jefe del Estado Mayor Conjunto, Mark Milley; el asesor de Seguridad Nacional, Jake Sullivan; el director de la CIA, William Burns; la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki; el hijo de Biden, Hunter; y la excandidata presidencial Hillary Clinton, entre otros.

La cartera de Exteriores rusa ha señalado que la medida se ha tomado "en respuesta a una serie de sanciones sin precedentes que prohíben, entre otras cosas, la entrada a Estados Unidos de altos funcionarios de Rusia".

Estados Unidos, en coordinación con sus socios, ha impuesto una serie de sanciones a Rusia en respuesta a la invasión de Ucrania, entre las que figuran un veto a la importación del petróleo ruso o de otros productos, como el vodka. También ha restringido las relaciones comerciales con el país euroasiático.